VW Golf GTE Sport, un híbrido-eléctrico de 400 caballos

Bajo las bases del mítico Golf, Volkswagen nos muestra cómo podrían verse sus próximos vehículos deportivos híbridos.

El Wörthersee GTI Festival de este año ha presentado grandes productos automotores europeos, el gigante alemán está en “casa” y presenta su propuesta más fuerte bajo la denominación GTE Sport. El mecanismo híbrido del Golf GTE prototipo está encaminado hacia la competición y el manejo deportivo, incorpora un impulsor a gasolina de 1.6 litros TSI (inyección directa) de cuatro pistones y sobrealimentación por turbo; además, se complementa por dos motores eléctricos de 85 kW en ambos trenes de tracción. Su potencia total es de 400 caballos y 330 Nm (299 HP del de gasolina y 115 HP de los galvánicos). Como dato ilustrativo, este tren motor es directamente heredado del actual campeón de Rallyes, el Polo R WRC.

Su potencia se envía al suelo cortesía de un cambio automático de doble embrague DSG de seis marchas. Por su parte, la batería de ión-litio se puede cargar de dos formas: con un enchufe directamente a la “luz” o en movimiento, mediante sistemas regenerativos en los frenos.

Aparte de los 400 equinos que lo llevan de 0 a 100 km/h en 4.3 segundos, el GTE Sport tienen una modalidad E-Mode, misma que puede llevar a recorrer a este conceptual sin gastos de combustible hasta 50 kilómetros. Asimismo, se anuncia que tendrá diversos modos de manejo, tales como el Hybrid Mode, Battery Hold, Battery Charge y el GTE Mode (tacción total y 400 caballos sueltos).

¿Quién dijo que los autos híbridos del futuro deberían ser aburridos?