Volvo podría recibir motorizaciones desarrolladas por Daimler

Mercedes-Benz podría estarse preparando para compartir motores con la marca sueca Volvo, gracias a la compra de acciones de Grupo Daimler por parte del CEO de Geely, la empresa propietaria de Volvo.

Recientemente se anunció la compra de 9,000 millones de dólares en acciones del Grupo Daimler por parte del CEO de Geely Li Shufu, y aunque se aclaró que la inversión no involucraría a la empresa Geely, propietaria de Volvo, en Daimler se preparan para realizar un nuevo acuerdo para suministrar motores desarrolladas por el gigante alemán así como tecnología.

El movimiento estratégico por parte de su mandamás, convirtió a Geely como el socio mayoritario de Daimler, obligando al fabricante alemán a replantear una estrategia comercial, con la empresa china, lo que podría resultar en la integración de tecnología desarrollada por Daimler en los vehículos del Grupo Geely, como Volvo.

Se ha reportado que el repentino movimiento de Li Shufu, de hacerse con un porcentaje de la compañía alemana, tenía como objetivo disuadir a compañías como Google o Uber para concretar una relación similar con Daimler.

Pero los rumores apuntan a que el grupo chino podría recibir no sólo la tecnología de los motores de Daimler, sino que podría obligarlos a compartir su desarrollo de vehículos completamente eléctricos y hasta su tecnología de manejo autónoma.

Además de Volvo, el acuerdo podría beneficiar a los demás fabricantes que forman parte del Grupo Geely, incluyendo a Lotus, que actualmente utiliza motorizaciones de Toyota.

Bajo el mandato de Li Shufu, el grupo chino, se ha hecho de muchas empresas fabricantes de automóviles, como la renovada Volvo, que parece que le han sentado muy bien la inyección de capital. Pero también encontramos a la recién adquirida Lotus, la compañía encargada de fabricar los icónicos taxis negros londinenses e incluso la empresa Terrafugia, que se dedica a desarrollar coches voladores.

Sin embargo, nada de esto se encuentra confirmado, pero no cabe duda que el polémico movimiento estratégico por parte del empresario chino, podría ser uno de los más importantes de la década.

Ahora lee: