Volkswagen Tiguan y SEAT Ateca consiguen cinco estrellas en Euro NCAP

La nueva plataforma del Grupo Volkswagen para vehículos familiares rinde sus primeros frutos. Según las pruebas de seguridad de Euro NCAP, los venideros SUVs del grupo comercial alemán poseen un alto nivel de seguridad para todos sus ocupantes.

Desde 1997, Euro NCAP ha sido considerado como uno de los puntos de referencia más importantes para la seguridad de los vehículos en Europa. Este año, entendiendo la importancia que tiene la seguridad para los ocupantes, las condiciones de la prueba se hicieron aún más complejas. En estos exámenes se evalúa: choque frontal contra una barrera de aluminio a 64 km/h, impacto lateral a 50 km/h, impacto lateral con poste a 32 km/h, protección contra el latigazo cervical y frenado automático de emergencia para evitar accidentes secundarios, entre otros.

Tanto Tiguan como Ateca, fueron sometidos a una  serie de rigurosas pruebas del Euro NCAP (Programa Europeo de Evaluación de Automóviles Nuevos), con resultados sobresalientes, entre otras cosas, gracias a su paquete de características de seguridad, incluyendo una estructura sólida y moderna, efectivos cinturones de seguridad con pretensores, asiento anatómicos y la combinación de bolsas de aire, así como innovadores sistemas de asistencia al conductor.

Específicamente, el Nuevo Tiguan logró un gran resultado en seguridad para infantes, utilizando por primera vez nuevos maniquíes que se asemejan más a las características reales de un niño. Gracias al sistema de los anclajes ISOFIX y Top Tether de asientos para infantes, así como pretensores de cinturones de seguridad en la segunda fila de asientos, los niños están muy bien protegidos en caso de impacto frontal o lateral.

Por otro lado, pero siguiendo la estructura de seguridad, el nuevo SUV de SEAT, que aspira a convertirse en el tercer pilar de la marca junto con el Ibiza y el León, incorpora de serie siete airbags —entre ellos, el airbag de rodilla en lado conductor— así como cinturones con pretensión y limitación de carga en las plazas delanteras y también en las traseras. Esto último supone una gran ventaja en la retención de todo tipo de pasajeros, ya que la pretensión reduce la holgura del cinturón respecto al torso y la pelvis del ocupante en el momento del impacto, lo que garantiza una mejor retención para adultos y niños.

Como se habrán dado cuenta, los SUVs que están por llegar al mercado tienen el claro propósito de otorgar seguridad ante todo a sus ocupantes. Esperemos que el resto de las armadoras automotrices de volumen comiencen a tener el factor seguridad como prioridad.