Volkswagen R será más extremo en el futuro

El Volkswagen Golf R es uno de los mejores hot-hatchbacks de la historia; pero coincidimos en que podría ser más extremo y potente.

El Volkswagen Golf R es uno de los hatchbacks deportivos más completos que existen en la actualidad, y después de unos días de conducción cotidiana muchos pensarían que es el auto deportivo perfecto para uso en ciudad, autopista o circuito. Sin embargo, si observamos solo los números, podríamos pensar que necesita ser más extremo.

Volkswagen piensa de la misma forma. Jürgen Stackmann, director de ventas y mercadotecnia, dijo a Auto Express en el pasado Salón de Pekín que “la marca R va a ser más extrema y puede ser más extrema,” para luego detallar el papel que debe tomar. “El papel de [Volkswagen] R es que puede ir más allá de lo puramente racional; nadie necesita un compacto con 400 hp, pero hay un lugar, ciertamente, y ese es el territorio de R.”

En México, el Golf R desarrolla 290 hp por cuestiones de puesta a punto y calidad de combustible, pero en otros mercados entrega hasta 306 hp. Aun así, sus rivales principales son más potentes, con los 350 hp de ya descontinuado Focus RS que, además, promete volver en una nueva generación con asistencia eléctrica y hasta 400 hp, que quizá era exactamente el modelo a lo que se refería Stackmann.

El atractivo real de los Golf GTI y Golf R no es necesariamente el alto número de potencia, sino el hecho de que se colocan como autos deportivos redondos, maduros y sobrios, aunque últimamente la gente compra deportivos precisamente del otro extremo, radicales y llamativos, como el Honda Civic Type R o el propio Focus RS.

“Con un diseño un poco más expresivo, R puede ir detrás del lado racional de las cosas,” dijo Stackmann. Podemos encontrar nuestro lugar en una liga diferente de desempeño puto y hay un espacio donde los clientes están dispuestos a pagar cantidades significativas de dinero.”

Stackmann también se refirió a la gama de autos eléctricos de Volkswagen en el futuro y tranquilizó a los entusiastas. La marca R no se irá con la llegada de los propulsores eléctricos, hay una intención clara de producir autos deportivos eléctricos.

El I.D. R muestra “la dirección en la que podemos llevar a la idea R dentro de la familia eléctrica, dijo Stackmann.

Ahora lee