Volkswagen presenta la plataforma MEB como base de más de 20 modelos eléctricos de su familia ID

La nueva plataforma modular sustentará la base de toda la movilidad eléctrica para atender a la estrategia de movilidad del grupo alemán

El grupo Volkswagen ha sido capaz de sacarle provecho a las plataformas modulares como ningún otro fabricante lo ha hecho hasta ahora. Y es tiempo de conocer la que será la base de su nueva y agresiva estrategia de electrificación masiva, con la plataforma MEB, que se presenta como la MQB de los EVs.

Es impresionante la cantidad de modelos que se encuentran basados en la plataforma MQB y sobre todo que cada uno de ellos llega a tener su carácter propio, desde un Polo, hasta una Teramont.

La nueva plataforma modular, pensada para los modelos EVs de la marca, es la piedra angular del futuro de la marca e insisten en que su desarrollo es comparable a la transición de la marca del Vocho, hacia el Golf de primera generación.

La MEB, pretende ayudar a la transición consolidando todos los componentes electrónicos necesarios para las nuevas generaciones de automóviles que contemplarán la siguiente etapa de movilidad, reduciendo los costos de producción, para acelerar el cambio hacia nuevas formas de propulsión.

Volkswagen asegura que la plataforma se encuentra diseñada desde cero para ofrecer la movilidad eléctrica sin compromisos que pueda atender a los diferentes modelos que estén basados en ella.

El primer modelo de producción de la nueva estrategia de movilidad electrificada del grupo Volkswagen será el hatchback eléctrico ID, que entrará a las líneas de producción a finales del 2019 en la planta de Zwickau en Alemania.

Similar a lo que podemos ver con la plataforma MQB hoy en día, la MEB será capaz de servir como base tanto para vehículos compactos, como para el sucesor espiritual de la Combi, el ID Buzz.

La configuración de la plataforma eléctrica permite tener las baterías en un piso plano, con las ventajas de un espacio interior altamente aprovechable y un buen manejo, manteniendo el centro de gravedad muy bajo.

Adicionalmente, todos los modelos de la futura familia de productos ID, serán diseñados con la posibilidad soportar las cargas rápidas, permitiendo un 80 por ciento de batería en cerca de 30 minutos, utilizando los cargadores especializados que estarán disponibles en múltiples locaciones de Europa y el resto del mundo.

En un principio, todos los modelos de la familia ID serán fabricados en Alemania con una inversión de 1.2 mil millones de Euros dedicados a la planta de Zwickau, colocándose como la factoría eléctrica más grande de Europa.

Otra significante inversión de 1.3 mil millones de Euros, será realizada en las plantas de Braunschweig, Salzgitter y Kassel. El sistema de baterías será fabricado en la planta de Braunschweig, la cual produce las baterías para el e-up!, el e-Golf y el Passat GTE Híbrido y dicha inversión ampliará las instalaciones para poder fabricar hasta 500,000 baterías por año.

Junto con la plataforma modular eléctrica, Volkswagen mostró su prototipo de cargador para casa, el Volks-Wallbox, que se presenta como la mejor manera de cargar los vehículos de la familia ID de manera fácil y conveniente en nuestro hogar.

Por su parte, Audi y Porsche se encuentran trabajando en una plataforma completamente eléctrica denominada como PPE (Premium Platform Electric) y se ha desarrollado como la base de modelos Premuim del grupo alemán de alta gama, como el Porsche Taycan o la recién presentada Audi e-tron.

Ahora lee: