Volkswagen Passat 2019 se despide del V6 y reduce la gama

En preparación para la llegada de la nueva generación, Volkswagen simplifica la gama del Passat 2019; falta ver como surtirán efecto estos cambios en México.

Es la movida típica de Volkswagen, y de prácticamente todas las marcas que podemos recordar, cuando un auto entra al último año modelo de su ciclo de vida. Se reduce la gama para con ello reducir también la complejidad de la línea de producción mientras esta comienza a detenerse para realizar las remodelaciones necesarias e instalar las nuevas herramientas que permitan producir al nuevo auto.

Según The Car Connection, que habló con representantes de Volkswagen en Estados Unidos, se despiden las versiones S y SEL, además de que el GT también dice adiós después de solamente un año en venta, para dejar solamente a la SE-R y a un nuevo Wolfsburg Edition, todos de serie con Leatherette, rines de 17 pulgadas, arranque sin llave, frenado autónomo de emergencia y monitoreo de punto ciego, a lo que el SE-R agrega iluminación LED, una pantalla táctil más completa, control crucero adaptativo, asistente de mantenimiento de carril y sensores de estacionamiento.

Queda pendiente saber exactamente como se compondrá la gama para la oferta en México, pero dado que el auto se produce en Estados Unidos y que Estados Unidos es el principal mercado a nivel volumen, no nos sorprendería ver cambios similares en nuestro país.

La gama de motores está compuesta por un 2.0 litros turbo de 174 hp similar al de Tiguan Highline y un VR6 de 3.6 litros con 280 hp asociado a una caja DSG de doble embrague, pero este último se despide y deja solamente al turbo de 4 cilindros con cajas automáticas convencionales de 6 marchas.

En México aparecen el bloque 2.5 litros de 5 cilindros y el VR6, pero no sería descabellado pensar en que se quedara solamente el motor penta cilíndrico, que se despedirá definitivamente en 2019 con la llegada de la nueva generación del VW Passat, tras haberse dejado de usar en el Jetta en su séptima generación y con el inminente adiós del Beetle en puerta, el otro auto que lo incorporaba.

También podríamos imaginar que en un intento por unificar la gama y reducir la complejidad de producción aún más, se incorpore el bloque turbocargado a la gama de México, despidiendo al 2.5 litros antes de lo que esperábamos. Lo que parece ser un hecho es que si no hay V6 en Estados Unidos tampoco lo habrá en México.

En Estados Unidos, las ventas del Passat se han desplomado un 34 por ciento entre los meses de enero y julio del año en curso, ante un mercado que prioriza a los crossovers y SUVs, razón por la que Tiguan es ahora el Volkswagen mejor vendido en nuestro vecino país del norte.

Aun así, Volkswagen no abandonará el segmento de los autos, habiendo introducido recientemente el Jetta y con planes de un nuevo Passat para 2019, que seguirá siendo exclusivo de Norteamérica y fabricado en Chattanooga, Tennessee junto al Teramont, con mayores dimensiones para distanciarse de su hermano menor y usando la plataforma MQB.

Ahora lee