Volkswagen no tiene un remplazo en puerta para el Beetle

El nuevo modelo retro de Volkswagen con un aire nostálgico será la nueva Combi, basada en el concepto I.D. Buzz eléctrico.

Un reporte de nuestros colegas de Autocar, en entrevista con el director de investigación y desarrollo de Volkswagen, Frank Welsch, confirma que el Beetle no tendrá un sucesor, y que saldrá de producción al terminar el ciclo de vida de la generación actual.

El futuro del Beetle había sido cuestionado varias veces, pero durante el Salón de Ginebra, Welsch dijo que la versión de producción del I.D. Buzz, con rasgos del Volkswagen Type 2 original, tomará su lugar en la gama como el modelo retro.

“Dos o tres generaciones es suficiente,” dijo refiriéndose al Beetle. “El auto fue planeado con la historia en mente, pero no puedes hacerlo 5 veces y tener un nuevo nuevo nuevo Beetle,” añadió.

El Beetle se vende también como un descapotable, y Welsch dijo que la T-Roc convertible que se confirmó recientemente será su remplazo, así como también del Golf Cabrio y del Eos. El rol de un modelo de ‘herencia’ en el futuro lo tomará la reencarnación de la Combi, con la versión de producción del I.D. Buzz, que llegará a los concesionarios hacia 2021 o 2022 en la nueva plataforma modular para autos eléctricos.

“Con MEB [la base eléctrica de Grupo Volkswagen], puedes desarrollar una nueva Combi y tener un vehículo auténtico que permanezca fiel a la silueta del original, con el volante montado como en la original. No puedes hacer eso con una plataforma de motor frontal. La silueta del concepto [I.D. Buzz] es realista,” continuó.

“Las personas preguntan cuándo inicia la producción, así que decidimos seguir ese camino. Mejor tener eso que 5 generaciones de un nuevo Beetle.

“Hemos tenido todos los conceptos de la nueva Combi en el pasado pero todos eran de motor delantero. El aspecto físico de traerlo [al mercado] en la plataforma MQB o PQ no funciona.”

El Beetle comenzó producción en la planta de Puebla en 1997 con su primera generación, y la segunda llegó 14 años después en 2011. Todo parece indicar que el espacio que dejará el Beetle en la planta poblana será aprovechado para producir a la nueva SUV compacta de Volkswagen, que podría llamarse Tarek o Tharu.

Se usará la plataforma MQB y el producto final encontrará un lugar en la gama entre la futura T-Cross y la nueva Tiguan, suplantando a T-Roc que será exclusiva del mercado europeo, mientras que la nueva SUV se venderá únicamente en el continente americano y en China.

Lecturas relacionadas