Volkswagen desmiente los mitos de la movilidad eléctrica

La incertidumbre ante un cambio en la movilidad como el que está sucediendo en la actualidad puede generar muchas dudas y creencias erróneas, por lo que Volkswagen quiere dejar las cosas en claro

Las distintas estrategias de movilidad eléctrica están por comenzar, entre ellas la de Volkswagen que se apunta para ser una de las más fuertes y agresivas, por lo que se han dispuesto a mejorar la reputación de los autos eléctricos, desmintiendo los mitos que hay en torno de la “electromovilidad”.

Los EVs son muy costosos

Conforme avanza la oferta de los autos en venta con propulsión eléctrica, los costos van disminuyendo y se vuelven cada vez más accesibles, por ejemplo, los costos de una batería como las que se utilizan en los EVs han disminuido casi un 80 por ciento en 10 años.

Además, Volkswagen promete que el próximo ID.3 que será develado este mismo año, tendrá el mismo costo de propiedad que la que tiene un Golf TDI en Europa actualmente, debido a que los costos de mantenimiento y electricidad son menores, además de que en muchos mercados existen subsidios en la venta de autos eléctricos.

No hay suficientes estaciones de carga

La cantidad de estaciones de recarga ha incrementado rápidamente y en lugares como Alemania, existen más de 17 mil puntos de carga públicos hoy en día, mientras que en nuestro país cada vez son más comunes y están presentes en supermercados, hoteles y distintos establecimientos.

Volkswagen ha estado colaborando con distintos fabricantes para crear la red de estaciones de carga más grande en Europa con más de 10 mil estaciones disponibles a través de la iniciativa IONITY.

Los tiempos de carga son muy largos

Junto con el crecimiento de la infraestructura de recarga, los cargadores rápidos se están volviendo más comunes y la mayoría de los autos eléctricos que saldrán a la venta en futuras fechas son compatibles con dicha tecnología.

Además, los estudios sugieren que cerca del 70 por ciento de los procesos de carga de los clientes, suceden en casa o en el trabajo, mientras que, con las nuevas tecnologías de carga rápida, como la que integrará el VW ID.3, se podrán recuperar cerca de 260 km en un periodo de 30 minutos.

Los eléctricos son para viajes cortos

Aunque este problema fue cierto hace algunos años, el avance de las tecnologías de baterías, permiten que los EVs puedan tener rangos de más de 500 km entre cargas, lo que es similar a la mayoría de los autos con motores de combustión interna.

Mientras tanto, los fabricantes se encuentran trabajando arduamente para poder desarrollar la tecnología de las baterías de estado sólido que permitan tener una densidad energética mayor, al mismo tiempo que el peso de las celdas se reduce, mejorando aún más el rendimiento.

Los autos eléctricos son peligrosos

Debido a la reacción química que generan las baterías de los autos eléctricos, se cree que éstos pueden ser muy peligrosos cuando se ven involucrados en in accidente.

Sin embargo, los vehículos de la familia ID. de Volkswagen son capaces de cortar de manera inmediata el flujo de electricidad durante un choque o accidente, mientras que las estructuras en donde se ubican los paquetes de baterías también son cada vez más resistentes.

Las distintas pruebas de organismos encargados de la seguridad vial, como la ADAC en Alemania, aseguran que el riesgo de incendio es menor en un auto eléctrico, que en uno con motor convencional.

Los autos eléctricos no aportan nada para combatir el cambio climático

Si bien se han realizado estudios que aseguran que, mediante un análisis de ciclo de vida de un auto eléctrico, frente a uno con motor diesel, la huella de carbono es similar, muchos de los países desarrollados se encuentran en proceso de aumentar la capacidad de producción de energía sustentable para bastecer a sus redes.

Los autos eléctricos pueden sobrecargar la red eléctrica

El incremento del parque del parque vehicular eléctrico genera mucha incertidumbre entre la población, porque se cree que pueden generar una sobrecarga de la red eléctrica. Sin embargo, mientras la adopción de la movilidad eléctrica aumenta, la oferta de electricidad tendrá que aumentar también, lo cual garantiza que el suministro para todos.

En países como Alemania los estudios aseguran que incluso un millón de autos eléctricos adicionales a los existentes en la actualidad no tendrán efecto sobre la red eléctrica.

Los autos eléctricos eliminarán empleos

Cierto es que para fabricar un vehículo eléctrico se requiere de un 30 por ciento menos de esfuerzo, en comparación a uno con motor de combustión interna. A largo plazo, esto significaría que se requieren menos empleos dentro de la industria automotriz.

Sin embargo, conforme las estrategias de productos de movilidad eléctrica aumentan, también lo hace la producción de este tipo de vehículos en diferentes modelos que sean capaces de cubrir las necesidades de todos los clientes,

Por este motivo, es muy probable que las plantas de ensamble vayan migrando de a poco a la construcción de autos eléctricos para satisfacer la demanda, asegurando también los empleos.

Los vehículos eléctricos son peligrosos para los peatones

A diferencia de los autos con propulsores de combustión, los EVs tienen motores más sencillos en su operación los cuales son muy silenciosos, por lo que los peatones podrían no percatarse de su existencia.

Sin embargo, desde su desarrollo, los vehículos eléctricos consideran el uso de sonidos artificiales para evitar accidentes.

Los eléctricos no son divertidos de conducir

Debido a la naturaleza de los motores eléctricos, la entrega de torque es inmediata a diferencia de los motores de combustión que se obtiene conforme se aumentan las revoluciones, por lo que las aceleraciones suceden muy rápido.

Además, la construcción sitúa al paquete de baterías en la parte más baja del auto, con lo cual se obtiene un aplomo que permite conducir con mucha agilidad y confianza.

Los eléctricos parecen aburridos

La mayoría de los autos eléctricos que han estado a la venta hasta ahora, no consideraban una fuerte inversión en el tema de diseño por no ser de comercialización masiva o simplemente presentaban adecuaciones de modelos ya existentes.

Sin embargo, la llegada masiva de distintos autos con tecnología eléctrica ha obligado a los fabricantes a generar autos con una identidad propia, como los futuros modelos de la gama de Volkswagen ID. con un diseño futurista que se beneficia del hecho de que los motores eléctricos requieren de menos espacio.

No existen materias primas suficientes para los EVs

Las nuevas tecnologías en baterías para impulsar a los autos eléctricos utilizan cada vez menos materiales que pueden ser difíciles de conseguir, como el cobalto, pero el litio es abundante y se considera suficiente para producir baterías para miles de millones de autos eléctricos.

Por si fuera poco, el desarrollo de la nueva generación de baterías con una densidad energética mayor permitirá usar cada vez menos materiales mientras se conserva más energía eléctrica.

Ahora lee: