Volkswagen Beetle Final Edition, la despedida de un ícono

La última de las Ediciones Especiales, para último de los Volkswagen Beetle, justo en el 65 aniversario de la marca en México

Volkswagen suma otra edición especial del Beetle, esta vez como una despedida al auto a la venta que concentró el espíritu del primer Volkswagen de la historia con todas las adecuaciones de la vida moderna.

Para despedirlo, esta edición especial es lanzada al mercado justo cuando Volkswagen cumple 65 años en México, luciendo una gran cantidad de detalles estéticos y de equipamiento en una serie de 565 ejemplares.

Similar a lo que Volkswagen realizó con el Vocho de Última Edición, los Beeltles de despedida están disponibles en dos tonos especiales Reedbeige y azul Stonewash, resaltando su marcado carácter retro.

El emotivo look es complementado por acentos cromados a lo largo de la carrocería, rines de 18 pulgadas con una clara referencia a los tapones utilizados por los Vochos y un distintivo emblema de Wolfsburg Edition a los costados.

Además, incluye los demás detalles estéticos que ya hemos visto en los pasados modelos de Beetle, con los faros LED al frente y atrás, alerón en la parte trasera y un quemacocos de grandes dimensiones que además sirve para dar contraste con el tono de pintura.

Por dentro, los detalles estéticos especiales continúan en forma de un tablero con terminado beige con acentos en negro brillante, complementados por unos asientos con tapicería de doble tono que aportan a la atmósfera que hace guiño a los Vochos clásicos.

Hablando del equipamiento, el Beelte Final Edition incluye una buena lista de amenidades que mejoran el confort a bordo, comenzando con una pantalla táctil de 6.5 pulgadas con conexión a las plataformas de dispositivos móviles a través de la interfaz AppConnect.

El sistema de sonido Fender con subwoofer mejora la experiencia de sonido a bordo, mientras que, el aire acondicionado y los asientos con calefacción permiten disfrutar de nuestros trayectos a nuestro antojo.

En el apartado mecánico, el conocido motor de 5 cilindros y 2.5 litros de desplazamiento es el encargado de mover sin problemas y a muy buen ritmo a nuestro Beetle de Edición Especial, generando 170 hp y 177 lb-pie de torque, a través de una transmisión automática de 6 relaciones.

Una agradable sensación de aplomo es transmitida hacia los mandos del Beetle, a la par de que un sonido ronco del motor que se traduce en recorridos agradables incrementados por una dirección precisa y una suspensión de corte deportivo que filtra muy bien las imperfecciones.

El Beetle de despedida, cuenta con un paquete completo de seguridad, con sistemas de frenos ABS con EBD y ESP y 4 bolsas de aire que, aunados a las asistencias de arranque en pendientes, alerta de punto ciego y cámara de reversa con sensores de tráfico cruzado, aseguarn la protección de los ocupantes.

La despedida de un ícono de la industria que a su vez hacía homenaje a otro de los íconos de la historia automotriz, tiene una especial importancia en nuestro país, ya que si alguna vez el Vocho fue el auto del pueblo que se podía utilizar para todas las tareas del mexicano promedio, vio en el Beetle un homenaje que capturó la esencia de las características formas en un mundo moderno.

Ahora lee: