Un Mitsubishi Mirage es más limpio que un Tesla Model S, según el MIT

Según un estudio reciente realizado por el MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts), existen autos con un motor de combustión cuya huella de carbono puede ser menor a la de un auto totalmente eléctrico que, en teoría, no emite gases tóxicos o de efecto invernadero como lo son el NOx y el CO2, respectivamente.

En resumen, el MIT dice que si quieres un auto limpio y verde, debes de comprar un Mitsubishi Mirage en lugar de un Tesla Model S, así de claro. No estamos locos, el estudio contempló las emisiones que se generan en las tres etapas de vida del auto, la fabricación, su vida útil como automóvil y, finalmente el reciclado de todas sus partes cuando este se ha vuelto obsoleto e inservible.

Los resultados son sorprendentes, el pequeño urbano japonés tiene unas emisiones promedio de 192 gramos de CO2 por kilómetro, mientras que el Model S que en teoría tendría que ser más limpio, emite 226 gramos por kilómetro. Como referencia, se agregó un tercer vehículo de combustión a la prueba, que por sus cualidades de calidad y lujo bien podría ser rival del Model S, se trató del BMW 750i que emitió 350 gramos de CO2.

Estos resultados ponen en duda las afirmaciones de que Tesla es un auto limpio, ya que si bien el auto se conecta a la corriente para obtener su energía, almacenarla en baterías y luego alimentar al motor eléctrico, Tesla no nos cuenta lo que está pasando detrás de bambalinas con el proceso de fabricación y las facilidad de reciclaje de los materiales empleados en dicho proceso.

Además, el proceso de extracción del ion-litio que se usa en las baterías de prácticamente todos los autos eléctricos o híbridos es de alto impacto ambiental. Más adelante, cuando las baterías llegan al fin de su vida útil y deben desecharse, este material no es de fácil reciclaje.

La conclusión es sencilla, esto no quiere decir que los autos eléctricos sean perjudiciales para el medio ambiente y de hecho sí pueden ser más limpios que un auto de combustión tradicional siempre y cuando la energía que se use para fabricarlos, usarlos y desecharlos sea limpia, caso que no siempre es cierto. La reflexión para los clientes de estos autos debe ser esa, que se aseguren de que el enchufe de donde obtienen la energía no está recibiendo a su vez energía proveniente de quema de carbón porque entonces el avance es inexistente respecto a un motor de combustión muy eficiente como el del Mirage.