Toyota tendrá en Estados Unidos la primera estación de generación de energía e hidrógeno renovable

Toyota Motor North America construirá el California la primera planta de generción de energía de células de combustible de carbonato a gran escala de megavatios del planeta, con una estación de combustible de hidrógeno para apoyar sus operaciones en Long Beach. El anuncio se hizo hace unas horas en el marco del Salón de Los Ángeles. Esta instalación usará, como materia prima, desechos biológicos de los desperdicios agrícolas de california para generar agua, electricidad e hidrógeno.
Estará en funcionamiento en 2020, y Tri-Gen podrá producir aproximadamente 2.35 mW de electricidad y 1.2 toneldas de hidrógeno por día, suficiente para alimentar a 2,350 hogares y satisfacer las necesidades de movilidad de 1,500 autos. La energía será de fuentes totalmente renovables y suministrará a las operaciones de Toyota Logistics Services, siendo así la primera planta de Toyota en la región en usar energía limpia y totalmente renovable.

“Durante más de veinte años, Toyota ha estado liderando el desarrollo de la tecnología de celdas de combustible, entendemos el gran potencial para reducir las emisiones y mejorar la sociedad”, dijo Doug Murtha, Vicepresidente de Planeación Estratégica.  “Tri-Gen es un gran paso adelante para la movilidad sustentable y un logro clave de nuestro desafío para el medio ambiente 2050, el cual busca alcanzar cero emisiones de CO2 en nuestras operaciones”.
Toyota busca desarrollar una sociedad de hidrógeno y en este sentido, Tri-Gen es un paso clave, además de fungir como ejemplo del concepto de energías renovables. Esta planta suministrará hidrógeno a todos los vehículos de pila de combustible de Toyota que se mueven en el área, incluyendo al Mirai y el camión clase 8 de Toyota, conocido como Project Portal. Toyota también ha construido, para apoyar estas operaciones de recarga, una de las estaciones de combustible más grandes del mundo con el apoyo de Air Liquide.

Tri-Gen ha sido desarrollado por Fuel Cell Energy con el apoyo del Departamento de Energía de Estados Unidos, incluyendo a California Air Resources Board (CARB), el Distrito de Gestión del Aire de la costa del sur, Distrito de saneamiento del condado de Orange y la Universidad de Irvine, cuya investigación colaboró para desarrollar las tecnologías.
Este proyecto es prueba de que Toyota se mantiene comprometido con el desarrollo de autos de hidrógeno y de una infraestructura de hidrógeno enfocada al consumidor, para maximizar el potencial de estos vehículos. En California, ya existen 31 estaciones públicas de hidrógeno dando servicio a los clientes de estos autos. Asimismo, Toyota continúa en alianzas con varias empresas para desarrollar nuevas estaciones, incluyendo a Shell, que representa la primera colaboración entre una empresa petrolera y una del ramo automotriz.