Toyota Corolla Hatchback 2019: 6 razones por las que lo queremos en México (y podría tener éxito)

Toyota presentó al Corolla Hatchback en el pasado Salón de Nueva York; ahora tenemos 6 razones por las que queremos verlo en México y por las que creemos que sería exitoso.

El nuevo Corolla Hatchback es un adelanto fiel de lo que podemos esperar del nuevo Corolla sedán, que se perfila para un cambio generacional después de un largo tiempo usando la misma plataforma y con cambios menores a tren motor. El Corolla Hatchback ya ha comenzado a venderse en Estados Unidos, y creemos que sería factible y atractivo verlo en México.

Estos son los 6 motivos por los que queremos verlo en México, y aunque sabemos que la marca se encuentra evaluándolo, no ha sido confirmado para nuestro mercado. Esperemos que lo haga pronto.

Un producto emocional, para una Toyota emocional

Después de todo, la gama de Toyota ha evolucionado en el último año con productos más emocionales que antes. Comenzó con el nuevo Camry que, si bien sigue siendo un sedán mediano confiable y sensato, echa mano de un diseño más arriesgado que busca seducir a nuevos clientes y un manejo más comunicativo que antes.

También tenemos a la recién presentada C-HR, un SUV subcompacto personal de excelente manejo y diseño especial que apela al público joven. El Corolla Hatchback va de la mano con esta nueva filosofía de desarrollo de productos de Toyota, que tiene en la mira a clientes nuevos, que buscan un diseño novedoso y dinámicas de manejo a la altura de los mejores del segmento. Y viene Rav4 en febrero de 2019 con la misma idea.

Cambia la forma en que vemos al Corolla

El Corolla se ha distinguido por ser un sedán confiable desde que llegó a México a principios de la década pasada, pero no fue hasta el rediseño de media vida que tuvo en 2016 que también comenzó a ser visto como un auto para aquellos que disfrutan manejar, gracias a una puesta a punto más firme que favorece a la precisión, sin necesariamente olvidarse de los buenos modales en caminos accidentados.

El Corolla Hatchback podría seguir sumando a esa idea, de un producto que además de ser confiable, es estilizado y juvenil, y preparar al mercado para la llegada del nuevo Corolla sedán, que seguirá con esa filosofía y la llevará a un nuevo nivel.

Por primera vez, tenemos a un Corolla que es mucho más que una decisión práctica y sensata y que, de hecho, sobresale más por sus cualidades dinámicas que de versatilidad o confort. Lo decimos como halago.

Se acopla a las necesidades del segmento

El segmento de los hatchbacks compactos en México no representa mucho volumen para las marcas que participan, pero se ha convertido en el referente para jóvenes en busca de un auto divertido, versátil y económico, y es eso precisamente lo que anuncia el Corolla hatch.

Tenemos a productos innovadores, refinados y de manejo muy fino, como el Mazda 3 hatchback, SEAT León o Volkswagen Golf. Además, todos estos autos tendrán nuevas generaciones en el transcurso de los próximos 18 meses, y Corolla hatch podría posicionarse al ser el primero en llegar al mercado.

Corolla hatch no será tan versátil o económico frente al sedán, pero eso está bien, porque los clientes del segmento de los hatchbacks compactos están dispuestos a sacrificar precisamente eso en pro de los atributos que tiene este auto: manejo agradable, alto contenido tecnológico y un aspecto moderno.

Base mecánica

El nuevo Corolla hatch, como el futuro sedán, se monta sobre la arquitectura TNGA de la marca que comienza a verse en cada vez más productos: Camry, C-HR, Rav4 y Prius. Los autos sobre la TNGA se han distinguido por la rigidez y calidad de marcha, y el nuevo Corolla hatchback parece que no será la excepción.

Está propulsado por un motor atmosférico de 2.0 litros con 168 hp y 151 lb-pie que mantiene las cosas interesantes cuando hay que acelerar o adelantar, y los transmite a las ruedas delanteras a través de una inédita caja automática con variador continuo de 7 relaciones o una manual de 6. La caja CVT cuenta con un engrane real que se usa para eliminar la sensación de banda elástica al arranque, una de las quejas recurrentes con estas transmisiones, y de deberá mejorar notablemente la sensación general de refinamiento.

La manual de 6 también esconde algunos ases bajo la manga, porque cuenta con función de rev match para cambios descendentes y puede suavizar los cambios ascendentes presionando un botón.

El nuevo auto gana un 60 por ciento de rigidez torsional frente a su antecesor (leíste bien, 60 por ciento), y tiene un centro de gravedad más bajo, en conjunto con una puesta a punto deportiva en la suspensión para las versiones XSE, que trabajan con rines de 18 pulgadas y llantas de bajo perfil.

Es el Corolla más estilizado de la historia

El nuevo Corolla hatch tiene trazos más caprichosos que antes, y estos a su vez lo hacen más atractivo. La versión XSE, cuenta con faros full LED y colmillos en el frente con un diseño que evoca a lo visto en los últimos desarrollos de la marca nipona.

La parte trasera también tiene trazos más atractivos, y es que la compuerta está construida en una resina que permite tener líneas más marcadas y angulares. No es metal como se acostumbra y esto habla de la distancia que tuvo que recorrer Toyota para lograr un diseño más emocional; el desarrollo de un compuesto totalmente nuevo.

Tecnológicamente avanzado

No es necesario escalar hasta las versiones tope de gama para tener un completo equipo de conectividad, al menos en Estados Unidos, se ofrece con pantalla táctil de 8 pulgadas y Apple CarPlay desde versiones SE. También adopta frenado autónomo de emergencia, mitigación de salida involuntaria de carril, control crucero adaptativo y monitoreo de punto ciego.

Ahora lee