Toyota C-HR llega a nuestro país para voltear miradas con su diseño extravagante por $359,900 pesos

¿Qué se hace para destacar en un segmento tan competido hoy en día como lo es el de los SUV? Esta es una pregunta que Toyota resolvió hace algunos años cuando presentó el concepto de un vehículo que lleva por nombre C-HR, un SUV con trazos caprichosos y rebuscados, pero bien trabajados al lograr un auto estéticamente diferente a su competencia, por lo tanto, sobresale del resto de SUV compactos del mercado.

Como no todo en el mundo automotor es el diseño, es importante mencionar que el SUV más pequeño de la marca es uno de los primeros en ser montado sobre la nueva plataforma de Toyota TNGA, misma que ya se encuentra bajo el Prius y el nuevo Camry. Además de que se podría decir que C-HR tiene un enfoque un tanto “personal” dejando de lado un poco la utilidad pues solamente mide 4.3 metros de largo y tiene una cajuela con capacidad de 297 litros, por otro lado, encontramos un habitáculo un poco apretado en la parte trasera debido a la caída del pilar C estilo coupe.

Al interior encontramos acabados bien enrazados con plásticos duros en las partes bajas del vehiculo y suaves en las partes altas, así como un volante y pomo selector de velocidades forrado en piel y detalles cromados con forma de diamante en la mayoría del tablero. En cuestiones de equipamiento, C-HR ofrece una pantalla táctil de 7 pulgadas con conexión Bluetooth, 6 bocinas, clúster a color de 4.2 pulgadas, un medidor de fuerzas G, aire acondicionado automático de doble zona, llave inteligente, iluminación LED y 6 bolsas de aire.

C-HR llega a nuestro país desde Turquía, en donde le es montado bajo el cofre un motor de 2.0 litros con 4 cilindros que eroga 148 caballos de fuerza y 142 lb-pie de par, todo esto acoplado a una caja CVT con siete escalones simulados, además de contar con tres modos de manejo, Normal, ECO y Sport. Parte importante del desarrollo fue la prueba del SUV en circuitos como Nürburgring, en donde los ingenieros de Toyota se encargaron de poner a punto la transmisión y motor para entregar una sensación de deportividad al manejar.

Lo que es de destacar es que Toyota respetó la mayoría del diseño concepto presentado en el Salón de Paris del 2014, el cual se basa en salpicaderas anchas, calaveras en forma de bumerang, carrocería tipo coupé y unas manijas curiosamente posicionadas en el poste C para abrir las puertas posteriores, además de una serie de líneas caprichosas que envuelven al vehículo y lo hacen uno de los más llamativos del segmento.

El precio a pagar por este SUV compacto con diseño extravagante es de $359,900 pesos, lo que hace de este vehículo una buena opción del segmento, eso si, habrá que esperar a ver la respuesta del público, que de ser buena, podría animar a Toyota a traer a México la versión híbrida comercializada en otros países del Mundo.

Sus rivales

Al enfocarnos en que Toyota C-HR es un mini SUV con orientación personal para dejar de lado un poco la utilidad encontramos como principal competidor a Mazda CX-3, con quien comparte cifras de potencia o incluso con Nissan Juke por su diseño y trazos exigentes.

Por el lado de Mazda CX-3, Encontramos bajo el cofre un motor de 2.0 litros 4 cilindros de 148 caballos de fuerza, mismo desempeño que ofrece Toyota C-HR, incluso hasta en el par motor, pues ambos SUV dan 142 lb-pie a las 2800 revoluciones, la diferencia se nota en la transmisión, pues el motor de CX-3 está acoplado a una caja automática de 6 velocidades a diferencia de la caja CVT de Toyota C-HR. En espacio interior Mazda CX-3 demuestra una ventaja en la parte trasera al no tener una caída coupé tan marcada como el vehículo japones, a su vez, a pesar de no tener la cajuela más grande del segmento, los 350 litros de capacidad son suficientes para superar los 297 litros que oferta Toyota C-HR. Por precio, Mazda CX-3 se presenta en su versión i Grand Touring por $369,900 pesos, diez mil pesos extras a la etiqueta de su competidor.

Si comparamos el diseño, son lugar a dudas el rival más cercano es Nissan Juke, ambas con una propuesta interesante en cuanto a trazos se refiere, con carrocerías tipo “coupé” y llena de curvas, así como una posición de manejo más elevada, eso si, en potencia no se encuentran tan cercanas pues Juke echa mano de un bloque de 1.6 litros 4 cilindros turbocargado que proporciona 188 hp al eje delantero  y un torque de 177 lb-pie, por lo que al tener 40 caballos de potencia, el precio también sube a $390,400 pesos, se podría decir que por cada caballo extra en Nissan Juke habrá que pagar $762 pesos.