Toyota Motor Sales de México apoya a la Fundación Teletón

Visitamos el CRIT Estado de México como parte del programa de responsabilidad social de Toyota; una causa noble que merece ser apoyada.

Toyota nos presentó su programa de responsabilidad social hace unos días, y ahora nos dio la oportunidad de visitar el Centro de Rehabilitación Infantil Teletón en Tlalnepantla, Estado de México para conocer las actividades que se llevan a cabo, buscando apoyar a los niños con discapacidad y a sus familias.

El CRIT de Tlalnepantla es el más antiguo de los más de 20 campus que tiene la Fundación Teletón en todo el país, que además contempla Centros de Autismo y de Oncología. Toyota Motor Sales de México es patrocinador oficial de Teletón.

En la visita, pudimos ver claramente en que se usan los recursos que recauda la Fundación a través de las donaciones de la sociedad y de sus patrocinadores. Cuentan con tecnología de punta, por ejemplo, en el cuarto de movimiento pueden estudiar la marcha y otros movimientos de los niños con discapacidad motriz con 6 cámaras para tomar medidas y poder apoyarlos.

La alberca del CRIT permite a los infantes hacer movimientos que fuera del agua serían muy complicados, y que resultan vitales para su rehabilitación.

Todos los periodistas pudimos participar en una actividad de sensibilización, jugando futbol en sillas de ruedas con los niños para entender los que representa y generar empatía hacia ellos.

Existen diferentes terapias para diferentes tipos de discapacidades, y el método que se usa para la rehabilitación es el mismo que ha sido certificado por las mejores clínicas en el extranjero.

Finalmente, fuimos testigos de la entrega de una silla de ruedas especial a un niño de una familia de bajos recursos, que comentó que Teletón les ha ayudado a salir adelante. Las consultas sí tienen un costo, pero este caso, por ejemplo, paga 18 pesos por una consulta que en otro lugar sería mucho más costosa.

¿Por qué es importante apoyar?

Desgraciadamente, tratar estas discapacidades y enfermedades es costoso: tratar a un niño con discapacidad cuesta en promedio 36,270 pesos por año, un niño con autismo 219,600 pesos y en el centro de oncología de Ecatepec, que trata a 200 niños por año, hay un costo de 1,875,600 pesos anuales. Sin el apoyo económico de la sociedad civil y de las empresas, sería imposible ayudar a estos niños a salir adelante.