Te decimos cuales han sido los modelos mejor vendidos en México los últimos 10 años, ¿qué nos cuentan los números?

En los últimos años el mercado automotor mexicano ha evolucionado, quizá no tanto como querríamos en algunos aspectos clave, como la oferta de seguridad, pero la realidad es que han llegado nuevos modelos, con mejores motorizaciones y estructuras más resistentes. Algunos de ellos llegaron y prácticamente de inmediato tomaron un lugar en las cabezas de los compradores, mientras que otros, que en algún momento fueron líderes indiscutibles, finalmente terminaron sus ciclos de vida y están a punto de ser remplazados.

En el año 2007, no habían llegado a nuestro mercado marcas como Hyundai o Kia y otras, como Suzuki, Toyota o Mazda, a las que hoy estamos perfectamente acoplados, tenían tan solo unos meses a la venta. El Nissan Versa como lo conocemos hoy no existía y el venerable Volkswagen Jetta de cuarta generación todavía no recibía el apellido ‘Clásico’, puesto que aún era un modelo reciente. Ahora, pareciera que esas marcas han estado con nosotros por un largo tiempo, el Versa se ha apoderado del liderato nacional de ventas y estamos a punto de conocer a la séptima -sí, la séptima- generación del sedán compacto de Volkswagen.

El mercado y nuestras prioridades al momento de comprar un auto han evolucionado, eso sin duda, pero ¿qué tanto?

2007 – Nissan Tsuru, 63,461 unidades

En el año 2007, el auto mejor vendido en nuestro país fue el ahora descontinuado Nissan Tsuru con 63,461 unidades, eso por un margen considerable frente a su más cercano competidor, el Jetta, un sedán de mayor precio, seguridad y refinamiento que colocó 43,197 unidades. En el tercer puesto quedó el ahora desaparecido Volkswagen Pointer, cuyo sucesor conocimos en el Volkswagen Gol un par de años más tarde.

2008 – Nissan Tsuru, 68,874 unidades

En el 2008 el Tsuru continuó con su liderazgo, y de hecho vio un crecimiento en ventas frente al año anterior. Sin embargo, en el segundo puesto apareció uno de los viejos conocidos en el mercado, el Chevrolet Chevy, que desplazó al Jetta al tercer puesto y sacó al Pointer del podio. En esos momentos, el auto conocido como C2 se acercaba al final de su vida comercial y estaba a punto de ser sucedido por un Chevy rediseñado, llamado C3 por muchos.

2009 – Nissan Tsuru, 54,463 unidades

El 2009 fue un año caótico para la industria automotriz en todo el mundo, General Motors y Chrysler tuvieron que declararse en bancarrota para reagruparse y salir fortalecidas. Las ventas cayeron considerablemente en nuestro país, pero a pesar de haber retrocedido más de un 20 por ciento, el Tsuru se mantuvo a la cabeza. Con 31,656 unidades el Volkswagen Jetta, que acababa de recibir una actualización, recuperó el segundo puesto y en el tercero apareció por primera vez el Chevrolet Aveo, que se preparaba para tomar el lugar del Chevy, sin un mejor comportamiento dinámico o resultados en las pruebas de impacto.

En cuarto y quinto puesto, respectivamente, aparecieron el Nissan Tiida y el Volkswagen Bora, que sí contaron con un correcto equipamiento de seguridad en algunas de sus versiones y una estructura lo suficientemente resistente para proteger a los pasajeros en un impacto frontal.

2010 – Nissan Tsuru, 61,147 unidades

El último año en el que el Tsuru mantuvo el liderato de ventas, recuperando terreno frente al año anterior. Después de 2010, el Tsuru solo apareció en el podio en el 2011 y 2014, y aunque más adelante continuó en el top 10, ya no volvió a estar dentro de los tres más vendidos. Ese año, el Volkswagen Jetta Clásico se colocó en segundo puesto con 41,361 unidades y el tercero lo tuvo otro nipón, el Tiida con 38,206 unidades.

En un lejano cuarto puesto quedó el Chevrolet Aveo, con aproximadamente 29,000 unidades colocadas.

2011 – Volkswagen Clásico, 57,782 unidades

Por primera vez en años el puesto del auto más vendido ya no le correspondió al Nissan Tsuru, apareciendo en su lugar el Jetta de cuarta generación que, tras la aparición de la sexta entrega en sustitución del Bora y retomando el nombre Jetta, agregaba ‘Clásico’ al nombre. El Volkswagen Clásico fue un auto criticado, pero en Autología debemos decir que a pesar de que la plataforma ya tenía algunos años, conservaba un buen comportamiento dinámico y un manejo seguro a altas velocidades. Este auto podía equipar frenos ABS y bolsas de aire frontales y obtenía tres estrellas en las pruebas de impacto de Latin NCAP.

El Tsuru, que se ubicó en el segundo puesto, no quedó muy lejos, habiendo vendido 55,741 unidades ese año y el tercer lugar lo tuvo de nuevo el Tiida con 39,083 unidades. El Aveo se mantuvo en cuarto, pero recuperó terreno y con alrededor de 36,000 unidades colocadas se acercó más al tercer puesto.

2012 – Chevrolet Aveo, 66,099 unidades

El auto que había aparecido en cuarta posición los dos años anteriores, duplicó sus ventas frente al año anterior y alcanzó la primera posición, aunque el equipamiento de seguridad era nulo y la estructura ofrecía protección pobre para los ocupantes, similar a lo que sucede actualmente con este mismo modelo.

Ese mismo año, el Versa comenzaba con su comercialización oficial en nuestro país y muy rápidamente ya se posicionaba como el segundo auto mejor vendido con 47,506 unidades. El Volkswagen Clásico se deslizaba al tercer puesto con 45,069 unidades en uno de sus últimos años de comercialización. También ese año, se dio la caída definitiva del Tsuru, que vendió 34,659 unidades y cayó hasta la parte baja del top 10.

2013 – Chevrolet Aveo, 65,331 unidades

De nuevo fue el líder del mercado a pesar del ligero retroceso frente al año anterior, vendiendo 768 unidades menos. Con 54,503 unidades, el VW Clásico recuperó el segundo puesto con un incremento importante en las ventas y mandó al Nissan Versa al tercer sitio, a pesar de que este auto también reportó un incremento en las ventas, colocando 49,004 unidades.

2014 – Chevrolet Aveo, 57,650 unidades

Una vez más, y por séptima ocasión en ocho años, México tuvo a un auto de cero estrellas como el más vendido. En segundo puesto apareció el Versa, que se volvió una constante dentro del top 3 y, de forma sorprendente, el Tsuru regresó al tercer puesto con 41,114 unidades comercializadas.

También sorprendió el Volkswagen Vento en el cuarto puesto, que en su primer año completo de ventas colocó 33,922 unidades en nuestro país, contando con doble bolsa de aire, frenos ABS y la máxima calificación de la Latin NCAP en las pruebas de impacto. En quinto y sexto puesto, muy cerca del top 3 aparecieron Jetta Mk6 y Chevrolet Spark con alrededor de 33,000 unidades. El Clásico deslizó del segundo al octavo puesto, preparándose para ser sustituido de forma definitiva en la gama de autos compactos de Volkswagen por el ya citado Vento.

2015 – Chevrolet Aveo, 76,696 unidades

El último año de liderato para el Aveo, mientras que el Nissan Versa se colocó en segundo puesto, con su mejor año en ventas hasta ese momento, vendiendo 64,454 unidades y preparándose para asumir el liderato. Con 53,096 autos, el Vento se posicionó en el tercer puesto, ya sin el Volkswagen Clásico en las concesionarias y el Jetta Mk6 tuvo su mejor año, con 50,385 unidades.

2016 – Nissan Versa, 90,543 unidades

El ascenso de un nuevo líder, el Nissan Versa tomó el primer puesto a pesar de que el Aveo también tuvo un incremento, colocando 80,052 unidades ese año. Con 63,201 unidades el Volkswagen Vento se consagró como uno de los preferidos de México en el tercer puesto, a tan solo tres años de haber comenzado a venderse en nuestro país.

Muy cerca del podio, Chevrolet Spark y Volkswagen Jetta quedaron en cuarta y quinta posición, respectivamente, vendiendo más de 60,000 unidades cada uno. Es importante mencionar que el año pasado, la industria mexicana rompió récord de ventas, comercializando más de 1.6 millones de autos en un año por primera vez en la historia.

Año 1 2 3
2007 Nissan Tsuru 63,461 Volkswagen Jetta 43,197 Volkswagen Pointer 24,565
2008 Nissan Tsuru 68,874 Chevrolet Chevy 56,142 Volkswagen Jetta 41,783
2009 Nissan Tsuru 54,463 Volkswagen Jetta 31,656 Chevrolet Aveo 24,157
2010 Nissan Tsuru 61,147 Volkswagen Clásico 41,361 Nissan Tiida 38,206
2011 Volkswagen Clásico 57,782 Nissan Tsuru 55,741 Nissan Tiida 39,083
2012 Chevrolet Aveo 66,099 Nissan Versa 47,506 Volkswagen Clásico 45,069
2013 Chevrolet Aveo 65,331 Volkswagen Clásico 54,503 Nissan Versa 49,004
2014 Chevrolet Aveo 57,650 Nissan Versa 46,712 Nissan Tsuru 41,114
2015 Chevrolet Aveo 76,696 Nissan Versa 64,454 Volkswagen Vento 53,096
2016 Nissan Versa 90,543 Chevrolet Aveo 80,052 Volkswagen Vento 63,201

Conclusiones:

  • El Tsuru comenzó a caer en sus ventas gracias a que nuevos y más modernos autos comenzaron a venderse en México, nos referimos a modelos como el Volkswagen Vento o el propio Nissan Versa, que sí contaban con frenos ABS y doble bolsa de aire frontal en todas sus versiones.
  • Después del caída del Tsuru, el Chevrolet Aveo, otro auto considerado inseguro en las pruebas de impacto tomó su lugar durante cuatro años consecutivos, cosa que demuestra que hasta hace un par de años, el público mexicano siguió priorizando equipamiento de confort al de seguridad al momento de tomar una decisión de compra. Aun así, los años en los que el Aveo fue líder, el segundo lugar lo ocuparon el Versa y el Clásico, dos autos que sí aprobaban las pruebas de impacto, sin ser tampoco los más completos.
  • El Nissan Tsuru que acaba de ser descontinuado no nos deja por seguridad, lo hace porque la antigua mecánica contamina demasiado. Si por seguridad fuera, la atrasada NOM 194 hubiera permitido que siguiera a la venta por un par de años más. El Nissan Tsuru emite 191 gCO2/km y 55 gramos de gases tipo NOx cada 1,000 kilómetros, en contraste, el Versa con un motor de idéntica cilindrada y potencia, pero más moderno, emite 167 gramos de CO2 cada kilómetro y 18 gramos de NOx cada 1,000 kilómetros. Mejoras del 13 y 67 por ciento, respectivamente. Quizá no hemos avanzado tanto como quisiéramos en el aspecto de la seguridad, pero los autos sí son más limpios actualmente.
  • A pesar de que, en 2016, el primer y tercer lugar (Versa y Vento) fueron para autos con el equipamiento de seguridad básico, todavía queda camino por recorrer. La NOM 194 nos ha retrasado varios años respecto a otros mercados, obligando a las marcas a que incorporen al menos doble bolsa de aire frontal y frenos antibloqueo en todos sus autos para el 2019. En Europa y Estados Unidos, ya es obligatorio incluir equipo más avanzado, 6 bolsas de aire y control electrónico de estabilidad como mínimo desde hace casi 10 años.