SSC apunta en grande y apuesta a la nostalgia anunciando su regreso con una imagen del Tuatara

En el 2011 se presentó el primer concepto de un vehículo que llevaba por nombre Tuatara, gracias a un reptil nativo de Nueva Zelanda que posee el ADN de evolución más rápido del mundo y bajo esta idea, SSC, o Shelby SuperCars como se conocía antes, apuntaba a producir el coche de producción más rápido.

Después de varios años sin ninguna noticia parecen resurgir de entre las sombras, pues el día de hoy la compañía reveló un teaser en imagen que anuncia el regreso del Tuatara junto con la frase “The Evolution Is Coming” o en español, “La evolución está por llegar” por lo que generó expectativa sin más detalles que los que conocimos en el 2013, en los cuales se hablaba de un motor 6.8 litros V8 capaz de entregar 1,350 hp y 1,280 libras-pie de par, por lo que podríamos esperar que la marca haya elevado un poco más sus estándares.

Hace algunos años se planeaba el fabricar este vehículo en el sur de Washington por un precio aproximado a los 1.3 millones de dólares, plan que tuvo que ser retrasado debido a un problema financiero con el fundador Jerod Shelby. Hoy en día, tendrán que ofrecer un producto que compita contra la élite de este segmento, todos aquellos con velocidades increíbles como el Bugatti Chiron, Koenigsegg Agera R o el mas reciente Hennessey Venom F5, SSC no la tiene tan fácil si quiere resurgir a un concepto leyenda que jamás vio la luz.