¡Sorpresa! Este es el nuevo Tesla Roadster que llegará en 2020 con una máxima de 400 kilómetros por hora

Durante el lanzamiento del nuevo camión de Tesla, la marca norteamericana basada en California sorprendió a propios y extraños mostrando también a un nuevo superdeportivo, sucesor del roadster original y con toda la tecnología eléctrica sobre sus espaldas.

El nuevo auto tiene tres motores y un pack de baterías de 200kWh, eso es el doble de lo que utilizan los Model S y Model X P100D que ya aceleran de 0 a 100km/h en menos de 2.5 segundos, pero este auto lo logrará en 1.9 segundos gracias en parte a las 7,376 libras-pie de par que entrega de forma inmediata a penas se pisa el acelerador. No, no fue un error de dedo en la redacción, son 7,376 libras-pie de par.

La velocidad máxima será superior a los 400 kilómetros por hora, aunque no se ha dado el número exacto de la misma forma en que tampoco se ha revelado el dato exacto para caballos de fuerza. Finalmente, Tesla promete una autonomía de 1,000 kilómetros, perfecta para eliminar completamente la tan conocida ‘ansiedad de rango’.

El precio será de 200,000 dólares, unos 3,600,000 pesos al tipo de cambio actual y solo para reservarlo habrá que estar dispuestos a desembolsar 50,000 dólares como adelanto. Tesla lanzará una edición especial de lanzamiento con un precio de 250,000 dólares y limitada a 1,000 unidades.

La marca presume de cualidad impresionantes, pero hablando de un deportivo nos preocupa la cuestión del peso, el Model S con una batería de 100kWh pesa 2,188 kilogramos, lo mismo que una Ford Lobo doble cabina con motor V8 gracias en parte al peso de las baterías. Una batería con el doble de capacidad será más pesada aún, y aunque Tesla mentenga el peso bien distribuido, este es y siempre será el peor enemigo de un deportivo ágil y maniobrable.

También está la cuestión de la producción porque parece sorprendente que Tesla esté pensando en un deportivo para el 2020 cuando a día de hoy no han logrado solucionar los problemas en el proceso de ensamble de baterías del Model 3, el auto que debía darles volumen y viabilidad económica a largo plazo.