SEMA 2018: El VW Jetta se hace presente con 3 ejemplares y modificaciones interesantes

La meca de las modificaciones, el SEMA Show, verá la aparición de tres Volkswagen Jetta con diseños únicos y especiales.

“Directo de la fábrica, el Volkswagen Jetta de séptima generación es un vehículo que llama la atención,” con estas palabras abrió la presentación Robert Gal, Ejecutivo de Ventas y Mercadotecnia para la firma alemana durante el SEMA Show de Las Vegas, una de las paradas obligadas para los amantes del tuning.

“Que un grupo de especialistas en modificaciones hayan tomado nuestros coches para reinterpretarlos da un toque de creatividad y asegura que es un vehículo que apuesta mucho por su apariencia,” comentó Gal antes de revelar las tres unidades.

Jetta S – Jamie Orr

Jamie Orr, entusiasta de los Volkswagen con modificaciones estilo europeas ha tomado como base un Jetta de caja manual de seis velocidades, rebajado su altura con amortiguadores KW Clubsport con tres modos de ajuste, añadido un juego de rines de 20 pulgadas Work Emotion, neumáticos Delinte DS8 y sistema de frenos Brembo de seis pistones para la parte delantera.

Otras variaciones incluyen un kit de carrocería parcialmente impreso en 3D, selector de velocidades en fibra de carbono Black Forest y asientos Recaro.

“He sido un fanático de Volkswagen desde hace mucho tiempo, sobre todo del Jetta e incluso he sido dueño de algunos. Gracias a esto puedo darme cuenta cuáles son los elementos interesantes como entusiasta que se pueden mejorar para así resaltar el proceso de modificación,” comentó Orr.

H&R Special Springs Jetta R-Line

Tomando como base el modelo especificado, H&R montó un set deportivo Trak+, rines de 19 pulgadas en ambos ejes con neumáticos Pirelli P-Zero y mordazas mejoradas tanto adelante como atrás.

La carrocería adopta un alerón, faldones laterales y labio frontal en fibra de carbono, así como unas gráficas grises que combinan con algunos detalles al interior.

Air Design USA Jetta SEL

Este Jetta en particular toma como inspiración las opciones que se ofrecían en el catálogo de la marca alemana en los años ochenta y los trae a la modernidad. Los rines son de 19 pulgadas TSW Hockenheim S, también contamos con un alerón trasero al color de la carrocería, franjas en los costados de tres colores y un rack para montar bicicletas en la parte superior del coche, rebajado en comparación a su altura normal gracias a los amortiguadores Eibach.

Por dentro encontramos asientos en tonalidades negras y café, colores que se repiten en el volante y puertas.

Ahora lee