Sao Paulo 2018: Chevrolet Cruze SS Concept

Presentado como un concepto durante la exhibición brasileña, el Cruze SS Concept reinterpreta a un Cobalt SS de nuestros días

A pesar de que nunca formó parte de la lista de autos en venta en México, el Chevrolet Cobalt SS representaba la variante de alto rendimiento de la marca americana en las categorías de entrada, pero desde que salió de producción en 2010, no ha habido ningún otro modelo que llene el hueco deportivo que dejó el coupé.

Sin embargo, durante el Salón de Sao Paulo, la división brasileña de Chevrolet presentó un concepto del Cruze Hatchback que entrega hasta 295 hp y lleva la doble S en el apellido. En México nunca tuvimos al Cobalt SS turbocargado, pero sí llegaron las versiones regulares con motores de 2.2 y 2.4 litros bajo el paraguas de Pontiac, con la denominación G4 al inicio de su ciclo de vida y G5 después de la actualización.

Utilizando un motor turbocargado de 4 cilindros de 1.4 litros con mejoras que vienen de la mano de un paquete de alto rendimiento, el Concepto de Cruze SS entrega 295 hp, una mejora importante en la cifra de potencia considerando que el mismo motor montado en el Cruze normal únicamente es capaz de erogar 153 hp.

La marca no dio a conocer cifras oficiales de aceleración, pero se sabe que el modelo americano que tiene sólo la mitad de la potencia puede hacer el 0 a 100 en 7.7 segundos.

A pesar del aumento de poder, el hatchback sigue utilizando la tracción delantera, pero presenta importantes mejoras en la suspensión para maximizar su potencial, aunque dichos cambios no fueron especificados.

En el exterior, equipa un nuevo faldón delantero, un alerón trasero de diseño exclusivo, rines de 20 pulgadas de terminado negro brillante y pinzas de freno en color rojo con emblemas de Chevrolet de color negro.

Por dentro, unos asientos de cubo que incluyen arneses de carreras de Sparco sustituyen a los normales, junto con pedales y volante deportivo. Complementan un sistema de audio mejorado JBL con un subwoofer enorme.

Lamentablemente, Chevrolet no dio más detalles sobre la viabilidad de producción y ni siquiera publicó imágenes oficiales, por lo que es muy probable que se trate de un ejercicio para evaluar la respuesta del público.

Ahora lee: