Salón de Ginebra 2018: Mercedes-Benz Clase C, híbrido y con nueva cara

Mercedes prepara una nueva imagen para su súper ventas, el Clase C, del cuál ha vendido la increíble cantidad de 415 mil unidades, contando las carrocerías de sedan, vagonetas y coupes derivados.

Y sí, es difícil darse cuenta de la renovación, ya que la carrocería ha cambiado de manera escasa e incluso en el interior es notable la ausencia del sistema de infoentretenimiento de doble pantalla característico de la marca, que incluso se incluye en su recién lanzado hermano menor el Clase A. En cambio, equipa un clúster tradicional, aunque con una pantalla central de 5.5 pulgadas, para las versiones básicas, y una opción de un clúster completamente digital, como el Digital Cockpit que Audi y Volkswagen usan en algunos de sus modelos.

Y aunque Mercedes no ha confirmado las motorizaciones que equiparán los nuevos Clase C, filtraciones no oficiales muestran que contarán con el motor de 4 cilindros turbocargado con el que cuenta el modelo actual, además de motorizaciones diésel también de 4 cilindros, que no llegarán a nuestro país.

También se habla de una versión EQ-Boost ‘ligeramente híbrida’ que utilizará un sistema eléctrico de 48 voltios para dar un empuje extra, y la capacidad de circular en modo eléctrico a baja velocidad y mejorar la economía de combustible.

De igual manera, se espera una versión C300, que extrañamente, no contará con el sistema de 48V, pero que podrá acoplarse en distintas versiones, al sistema híbrido e híbrido plug-in, alimentado con un paquete de baterías de iones de litio, de diferentes capacidades entre las versiones. La híbrida plug-in, contará con un paquete de 13.8 kWh, que permite cumplir con las exigencias del mercado chino para circular hasta 50 km en modo totalmente eléctrico.

Mercedes ha hecho mucho énfasis en los grupos ópticos del nuevo Clase C, que al parecer son el rasgo predominante de esta actualización. Las versiones de entrada continuarán ofreciendo sistemas de iluminación basados en halógeno, con una luz diurna de LED, para presentar en una Full LED para versiones superiores y una nueva LED multibeam, que contiene 84 LEDs en cada faro, que permiten iluminar de manera separada, con iluminación adaptativa, evitando deslumbrar a los demás vehículos que circulan al mismo tiempo por medio de sombras proyectadas por los múltiples LEDs. Está opción está reservada para los topes de gama e incluso como opción, y lamentablemente, no creemos que llegue a nuestro mercado.

También se anunció que en materia de seguridad se incluirán radares y cámaras que transmitirán la información recibida a la computadora central, encargada de controlar los sistemas de seguridad y las asistencias a la conducción. Los nuevos radares permiten escanear hasta 250 metros al frente, 80 m hacia atrás, y 40 m lateralmente, mejorando el alcance y permitiendo tomar medidas que hagan los trayectos más seguros. Adicionalmente, se incluyen los sistemas e seguridad como el control crucero adaptativo que toma datos incluso del sistema de navegación, ajustando la velocidad para curvas o glorietas que se encuentren durante el trayecto señalado.

A espera de mayor información por parte de los alemanes de Mercedes-Benz, nos atrevemos a decir que esta actualización esta reservada casi exclusivamente a mejorar su apariencia externa, para mantener al Clase C vigente contra su competencia, sin embargo, estaremos al pendiente informando.