Salón de Ginebra 2018: McLaren Senna hará su debut oficial con todas las unidades ya vendidas

McLaren nos da otra pequeña probadita de lo que podemos esperar con el nuevo Senna, que hará su debut en marzo, en el Salón de Ginebra. Nos ha proporcionado más datos y números de lo que será su nuevo híper auto, dejándonos con los colmillos aún más largos.

Siendo McLaren, los datos son muy técnicos y llenos de cifras casi de ensueño. Empezando por el motor, como ya nos habían anunciado, se trata de un V8 biturbo de 4.0 litros de cilindrada con 800 caballos de fuerza y 590 lb-pie de torque denominado M840TR, que va acoplado a una caja de doble embrague de 7 velocidades, que manda todo su poder al eje posterior.

El tren motriz incluye un sistema de escape fabricado en titanio, diseñado para ahorrar peso y que según la marca, eroga un sonido fuerte y agudo, como si se tratara de una motocicleta de carreras, diferente a previos modelos de la marca, rematando en una espectacular salida triple oblicua, que ayuda a mejorar el flujo de aire.

En el apartado de suspensión, nos informan que cuenta con una tecnología enfocada a su uso en pista, y que es el sistema de suspensión continuamente variable más avanzado que McLaren ha desarrollado para alguno de sus coches de calle, denominado RaceActive Chassis Control II, incorpora horquillas dobles, en ambos ejes, con amortiguadores interconectados hidráulicamente, que por medio de múltiples sensores en la carrocería y la suspensión, puede reaccionar hasta en 2 milisegundos asegurando siempre una respuesta de amortiguación perfecta.

Para poner semejante cantidad de potencia al piso, se desarrollaron unos neumáticos a medida por parte de Pirelli, unos PZero Trofeo R, que cuentan con un dibujo asimétrico que resulta en un agarre lateral sobresaliente. Y para poder detener a este brutal híper auto, McLaren ha decidido montar unos impresionantes frenos carbono cerámicos que tardan 7 meses en ser fabricados, ya que se maquinan en vez de ser moldeados para asegurar que no exista fatiga en el sistema.

Haciendo uso de su amplio conocimiento en la utilización de la fibra de carbono, ha dotado de un increíble diseño aerodinámico que asegura un control preciso del flujo de aire por medio de tomas y ductos de aire que rematan en un espectacular alerón de dos secciones que genera hasta 800 kg de carga aerodinámica. La pieza es, por sí sola, una obra maestra de la ingeniería, que pesa únicamente 4.87 kg. Cabe mencionar también que los paneles de la carrocería pesan menos de 60 Kg.

Al interior, la alcántara y la fibra de carbono son la norma y sobresale por la falta de botonería en el volante que permite al conductor enfocarse totalmente en la conducción. De igual manera los controles para los vidrios y la apertura de las puertas, se localizan en una consola superior montada en el techo. Cuenta también con el Folding Driver Display que ya vimos en el 720S. Bowers & Wilkins ha desarrollado un sistema de sonido de 7 altavoces, de ultra bajo peso que en total, pesa únicamente 7.32 kg.

Existen 4 colores y especificaciones estándar, Negro Cosmos Tealth, Azul Trophy, Naranja Trophy y Blanco Pure Vision, al cual se agrega uno nuevo denominado Gris Victory. Sin embrago, pueden personalizarlo con 18 tonos diferentes para la pintura exterior y otros 16 especiales de la división McLaren Special Operations.

El Senna es sin duda una fiesta de números y cifras increíbles, al igual que la del precio, por sólo unos 750 mil libras (alrededor de 19.5 millones de pesos) no podrás hacerte de uno, ya que la limitada serie de 500 ejemplares, se encuentra totalmente vendida.