Salón de Ginebra 2018: Hyundai Kona EV con 450 km de autonomía

Hyundai nos mostró la versión totalmente eléctrica de su SUV compacta Kona, la cual presume una autonomía de más de 450 km.

Como ya sabemos, el mundo automotriz tiene dos grandes corrientes que están revolucionando la manera en que nos movemos. El público pide cada vez más SUVs y al mismo tiempo, la industria se está volcando hacía la electrificación para poder cumplir con las normas ambientales cada vez más estrictas.

De este modo Hyundai hace lo propio atacando a estas dos grandes corrientes con la introducción de la variante 100 por ciento eléctrica de su nuevo SUV subcompacto Kona.

Kona EV se presenta como el primer SUV eléctrico de la marca, que pretende ser accesible para la mayoría de usuarios a parte de dar pie al inicio de una estrategia de movilidad alternativa de Hyundai, la cual piensa la producción en serie de la ix53 FCEV, vehículo que era propulsado por una pila de combustible de hidrógeno, tecnología recientemente renovada gracias al Hyundai Nexo.

Desde su introducción, Kona se ha caracterizado por contar con un diseño orientado a un público juvenil que daba paso al nuevo lenguaje estético de la marca. Para la versión eléctrica, el frente presenta una fascia renovada recubierta que pierde la característica parrilla de los modelos de la casa coreana, a favor de un patrón de formas geométricas para ofrecer un mejor diseño aerodinámico.

La parte trasera se mantiene casi inalterada, con pequeños cambios en la parte baja de la fascia que la diferencian con las versiones de combustión interna.

Dentro del Kona, los interiores mantienen el diseño original y la opción de la personalización mediante colores, aunque existen cambios que la vuelven única, como la ausencia de una palanca de cambios que se sustituye por un selector con botones nombrado por la marca como “shift by wire”. Se añade también un cuadro de instrumentos completamente digital con una pantalla de 7 pulgadas de alta resolución que se adapta y permite configurarlo para mostrar la información que el conductor necesite.

Las motorizaciones disponibles para la versión eléctrica serán dos, que varían su autonomía. La de mayor rango cuenta con una batería de 64 kWh que le permite un rango de hasta 470 km, entregando una potencia equivalente a 200 hp y un torque de 290 libras-pie. La variante básica  tiene una capacidad de 39.2 kWh que le permite recorrer hasta 300 km con una carga.

En materia de seguridad encontramos una serie de sistemas que asisten a la conducción, como un control crucero adaptativo con función de Stop & Go para manejo en ciudad, asistente de frenado con detección de peatones, asistente de cambio involuntario de carril, asistente de mantenimiento de carril, limitación automática de velocidad y luces de carretera automáticas.

Aunque la venta de la Kona no está pensada para nuestro país, puesto que Creta es el modelo que ocupa su lugar gracias a que cumple de mejor manera los requerimientos del mercado nacional, la versión eléctrica se posicionaría por encima de ésta y quizás pueda encontrar un hueco en la gama que se ofrece en nuestro país.

Recomendamos leer: