Salón de Detroit 2018: Las 5 tendencias más destacadas este año

El Salón de Detroit es uno de los eventos más importantes para la industria automotriz a nivel global, porque se presentan autos importantes y se lleva a cabo en Detroit, la cuna de la industria automotriz, la ciudad que vio a nacer a tres de las armadoras más importantes del mundo hace más de 100 años.

Además, es una de las más antiguas y es el evento con el que arranca oficialmente el año de la industria.

No obstante, este año el Salón de Detroit tuvo cambios importantes y tendencias particulares muy marcadas que notamos desde adentro y que a continuación mencionaremos.

Un escaparate con relevancia local

Uno de los aspectos más importantes es que este año el evento fue muy local, es decir, no vimos muchos lanzamientos que fueran válidos para mercados globales, excepto quizá por Mercedes-Benz Clase G.

Casi todos los nuevos modelos que hicieron su debut oficial son autos hechos en Norteamérica, por mexicanos, estadounidenses y canadienses y para ellos. Pongamos como ejemplo a Ford, que introdujo a la renovación de Edge o a la variante norteamericana de la Ranger.

FCA hizo lo propio con Cherokee y Ram, General Motors lanzó la nueva Chevrolet Silverado con una orientación marcadamente estadounidense y hasta Volkswagen, una marca alemana que generalmente tenía debuts globales en Detroit, mostró al nuevo Jetta, que por primera vez en la historia será exclusivo para el continente americano y China, olvidándose de Europa.

Suben las camionetas

Como decíamos, prácticamente cualquier producto que no sea una SUV, crossover o pickup va a la baja en Estados Unidos, por eso vimos introducciones muy importantes en esta categoría: Ford Ranger, Ford Edge, Dodge Ram, Jeep Cherokee, Chevrolet Silverado, Acura RDX, Nissan Xmotion Concept, Mercedes-Benz Clase G y BMW X2.

Suben las versiones de producción

Vimos una gran cantidad de autos listos para llegar a las concesionarias, un contraste importante respecto al año pasado, que trajo consigo a conceptos futuristas y radicales como el Volkswagen I.D. Buzz, Subaru Viziv-7 Concept, Infiniti QX50 Concept, Nissan Vmotion 2.0 Concept y Audi Q8 Concept.

En la edición de este año fueron solamente dos, el Nissan Xmotion Concept y el Infiniti Q Inspiration Concept. Vimos dos prototipos de Honda y Acura, pero en ambos casos, hablamos de autos aterrizados que llegarán a los concesionarios casi intactos.

Bajan los autos verdes

Dentro de la lista de lanzamientos, no aparcieron autos híbridos o eléctricos como ocurrió el año pasado, solamente hubo una excepción a la regla, el Honda Insight Prototype, pero no se vieron autos con tecnologías adelantadas, sino que aparecieron nuevos autos con motores de combustión.

El año pasado, vimos productos eléctricos como el ya citado I.D. Buzz o Audi Q8 que prometían ser referencia en el ámbito de la electro movilidad, pero dichas propuestas estuvieron ausentes este año.

Este contraste obedece a que la gasolina en Estados Unidos es barata y por tanto, el público no busca adquirir autos eficientes.

Las americanas abandonan el segmento de los sedanes, pero las asiáticas y europeas prestan atención

Ford, General Motors y FCA parecen abandonar los segmentos de los sedanes compactos y medianos, pero según pudimos observar, el resto de las marcas sigue poniendo mucho empeño en este nicho de mercado.

Ford traerá al nuevo Focus más tarde de lo que esperábamos, mientras que el Fiesta parece estar condenado a desaparecer del catálogo de Norteamérica y el Fusion podría seguir sus pasos muy pronto.

General Motors tampoco piensa en un remplazo para los Sonic y Cruze como prioridad y, de hecho, han traído a Aveo y Cavalier desde China, porque este segmento sí permanece como uno de los más importantes en México por el enorme volumen de ventas que representa, pensando en que quizá no tenga un remplazo para sus sedanes compactos y subcompactos en Estados Unidos que pueda, por consiguiente, vender también en México.

Finalmente, FCA ha estado ausente de estos segmentos desde que Chrysler 200 y Dodge Dart se retiraran del mercado hace un par de años, cubriendo este segmento de volumen en México con autos suministrados por FIAT y Mitsubishi.

Por otro lado, Volkswagen presentó al nuevo Jetta, que sigue siendo el modelo más vendido de la marca en Norteamérica a pesar de la introducción de Atlas y Tiguan, dos SUVs grandes muy al gusto del mercado estadounidense.

Kia se esmeró en el nuevo Forte, dentro de una categoría en donde los tres grandes de Detroit han dejado de competir, buscando soluciones exclusivas para México, en donde este tipo de autos siguen siendo importantes. Kia y Volkswagen siguen demostrando que los sedanes compactos todavía tienen cabida en la región.

También hay que mencionar a Toyota; la firma japonesa trabaja a marchas forzadas para tener listo al nuevo Corolla que sigue estando dentro del Top 10 de ventas mes con mes en nuestro vecino país del norte. También presentaron al nuevo Avalon 2019 con innovaciones importantes y una propuesta interesante.

El sedán no llega a México, pero que se posiciona por encima de Camry en la gama de Toyota y en ese nicho, Ford y FCA tienen productos antiguos, como Taurus y Charger, respectivamente, a los que no se les ve un remplazo directo en el futuro cercano.