Salón de Shanghai 2017: Mini Countryman John Cooper Works All4, cafeína extra para el SUV británico

En el pasado Salón de Los Ángeles se presentaba la completamente nueva Mini Countryman de segunda generación y la marca británica se había guardado, hasta ahora, la versión más picante de su SUV, aquella que lleva el apellido John Cooper Works.

El nuevo integrante de la familia Cooper Works echa mano del mismo bloque que también encontramos en el recién llegado Clubman y en otros autos del consorcio, se trata de un 2.0 litros turboalimentado con 228 caballos y 258lb-pie de par que transmite la potencia a ambos ejes a través de transmisiones manuales de 6 marchas o automáticas de 8 con modalidad manual y control de arranque.

La marca declara que, independientemente de la transmisión, el auto puede acelerar de 0 a 100 kilómetros por hora en 6.2 segundos y hasta una máxima de 230 kilómetros por hora. Es solo una décima más lento que el John Cooper Works hatchback en la prueba del 0 a 100 y la máxima es la misma para ambos.

En un auto deportivo no solo es potencia y velocidad, especialmente en un SUV que desde su concepción ya resulta más alto y pesado, la suspensión es más rígida y el sistema de frenos está firmado por Brembo, con balatas delanteras de 4 pistones para un frenado seguro y lineal con mínima fatiga.

Por fuera, encontramos emblemas de JCW y una parrilla frontal más amplia toma el lugar de los faros de niebla, mientras, el contorno de esta es de color rojo, característico en las variantes más deportivas de la firma. Por dentro, aparecen asientos específicos con mayor soporte lateral y un volante pensado específicamente para la conducción deportiva altas velocidades.

Hará su primera aparición en Shanghai el próximo mes de abril y esperamos que comience a rodar en suelo azteca durante los últimos meses de 2017. El precio oficial será revelado entonces.