Salón de París 2016: Opel Ampera-e, el eléctrico para Europa que busca quitarle la corona al Nissan Leaf

Opel, subsidiaria de General Motors en el continente europeo y que en algún momento vendió autos en México bajo el paraguas de Chevrolet, presenta en el Salón de París a su más nueva propuesta de movilidad urbana completamente eléctrica que destaca por no contar siquiera con un tubo de escape y por el altísimo par motor del tren motriz eléctrico, 265lb-ft de torsión disponibles al instante, desde que se toca el pedal del acelerador. Para darnos una idea, el nuevo motor 2.0 litros turbocargado que equipa el Chevrolet Malibu entrega 258lb-ft, menos que este auto eléctrico y con el clásico retraso de la turbina para generar presión y empuje.

Con este concepto, Opel busca demostrar al público que el placer de conducir en un auto y la sostenibilidad pueden ir de la mano sin necesidad de sacrificar un atributo por otro y buscando que los autos de propulsión eléctrica con cero emisiones contaminantes se vuelvan totalmente factibles y viables para el futuro de la movilidad urbana.

Gracias al ya citado par motor y a los 204 caballos de fuerza, las incorporaciones a vías de alta velocidad y los arranques desde cero son cosa fácil para el Ampera-e que puede acelerar de 0 a 50km/h en tan solo 3.2s y recuperar de 80 a 120km/h en 4.5 segundos, números que se acercan y en algunos casos incluso superan a lo que nos presentan los autos de la división deportiva de Opel, los OPC.

La velocidad máxima del nuevo auto es de 150km/h, que, si bien lo alejan de los autos actuales con motor de combustión, resultan más que suficientes para moverse por autopistas en todo el mundo, en donde la velocidad máxima en la mayoría de los casos difícilmente supera los 120km/h. Opel menciona que el Ampera-e tiene un rango significativamente superior al de otros autos eléctricos con una sola carga, de 500 kilómetros, se coloca inclusive por encima del futuro Model 3 de Tesla

Gracias a que la arquitectura monta la batería plana bajo el vehículo, se permite que el interior sea espacioso y que no se afecte el volumen para los pasajeros traseros o para el maletero. Este atributo le permite también tener un centro de gravedad más bajo y dentro de la batalla del auto para mejorar las dinámicas y comportarse de forma neutral en caminos sinuosos y retadores.

Finalmente, el nuevo auto tendrá interesantes soluciones de conectividad gracias al sistema multimedia IntelliLink de General Motors con OnStar que incorpora interfaces Android Auto y Apple CarPlay para teléfonos inteligentes y acceso Wi-Fi para hasta 7 dispositivos a la vez.

Como ya dijimos, gracias a la relación de colaboración que existe entre Opel y Chevrolet, el Ampera-e se basa en el Chevrolet Bolt con un diseño muy similar y el mismo tren motriz. En Europa también se comercializa el Ampera (sin el apellido ’-e‘) que se basa en el Chevrolet Volt con ‘V’ que ya tenemos a la venta en México, este último no es un auto totalmente eléctrico como el Bolt y cuenta con un extensor de rango en forma de un motor 1.4L de gasolina, que solo se enciende para transformar energía para las baterías cuando la carga de estas se termina. Dada la interesante y agresiva estrategia que el consorcio norteamericano ha presentado en nuestro país alrededor de la movilidad urbana, sería lógico y esperado que el Bolt hiciera su arribo a nuestro país unos meses después de lanzarse en Estados Unidos para competir con el Nissan Leaf principalmente, seguramente durante el segundo semestre del 2017.