Salón de Nueva York 2017: Lexus LS500 F Sport, busca superar a los alemanes

Lexus, la marca japonesa de autos Premium, propiedad de Toyota, presentó en el pasado Salón de Detroit a la nueva generación de su buque insignia, el Lexus LS. Este es el auto que en otros mercados debe competir con referentes, como el BMW Serie 7, Audi A8 o el rey actual del segmento, el Mercedes-Benz Clase S.

Para superar a los alemanes no basta con un auto de lujo, también es necesario entregar autos deportivos, que combinen los buenos materiales con el placer de conducir, eso es lo que define realmente a un auto Premium de uno que no lo es.

El LS500 F Sport no agrega potencia respecto al convencional, permanece el motor V6 de 3.5 litros con doble turbocargador capaz de entregar 416 caballos de fuerza y 443 libras-pie de torsión, que en conjunto con la caja automática de 10 velocidades aceleran al auto de 0 a 100 km/h en 4.5 segundos. También se ofrece una motorización híbrida, con bloque de gasolina atmosférico de 3.5 litros.

Sin embargo, esta versión no consiste solamente un paquete de estética, el cambio más importante ocurre en el sistema de frenado, los rotores delanteros son de 15.7 pulgadas con calipers de 6 pistones mientras que en el eje trasero son de 14.1 pulgadas con pastillas de cuatro pistones. Estos remplazan a las unidades 14 y 13.2 pulgadas, respectivamente,

Se presenta en el Salón de Nueva York y de su llegada a México sabemos todavía muy poco, Lexus estuvo a punto de desembarcar en tierras aztecas hacia finales de la década pasada pero la incertidumbre económica que se vivía en esos momentos detuvo el proyecto. Ahora, se estudia de nuevo la introducción de la marca bajo el paraguas de Toyota, pero no hay nada concreto todavía.