Salón de Nueva York 2017: Buick Enclave 2018, una nueva forma de interpretar el lujo

Buick es la cuarta marca de lujo más grande en el mercado estadounidense, tan solo el año pasado introdujeron 7 nuevos modelos al mercado. La nueva generación de su crossover grande está basada en la filosofía de diseño presentada en el Avenir Concept y el foco principal de la nueva camioneta está en el diseño y espacio interior, con aproximadamente 11 centímetros más en la tercera fila que Audi Q7 y 12 más que Acura MDX. Para facilitar el acceso a la tercera fila de asientos es posible reclinar la segunda sin tener que desacoplar las sillas de bebé.

El foco en Avenir es tan grande que, de hecho, habrá una versión con este apellido, similar a lo que hace GMC con sus versiones Denali. Esta versión piensa en el máximo lujo y será especialmente relevante para la marca en México, porque buscará aportar al tan competido segmento de las SUVs grandes de lujo y poner a Buick en un nivel nuevo de lujo y sofisticación, justo como lo ha hecho Audi con la Q7 y Volvo con la XC90. Esta es la primera aplicación del paquete Avenir, pero seguirá llegando a otros modelos de la marca en los próximos años.

Se basa en la plataforma de crossovers grandes de General Motors, que fue estrenada en la GMC Acadia y tuvo otra aparición en la Chevrolet Traverse. Este y todos los futuros miembros de la familia Avenir de Buick tendrán esta parrilla, con lo que Buick llama diseño tridimensional.

La Enclave Avenir monta rines perlados de 20 pulgadas, faros LED, sistema de clima con ionizador que promete mantener la cabina fresca y libre de malos olores en todo momento y cámara de visión trasera. Esta última promete mejorar la visibilidad hasta en un 300 por ciento.

El motor que dará vida a esta versión y a toda la nueva generación de Enclave será un 3.6 litros de 6 cilindros con 302 caballos de fuerza, trabajando en conjunto con una caja automática de 9 cambios. De serie viene con tracción delantera, pero al menos en nuestro vecino país del norte, se podrá elegir con tracción a los dos ejes.

En el interior destaca una pantalla táctil de 8 pulgadas sin marcos y con conectividad 4G, a parte del conocido y muy bien valorado sistema OnStar del consorcio estadounidense.

Enclave 2018 es un vehículo clave para la estrategia de la marca, porque ante de ausencia de un vehículo similar bajo el paraguas de Cadillac, esta será la crossover más lujosa de General Motors y deberá hacerle frente a lo mejor que Alemania y Japón puedan entregar. Muy pronto conoceremos a la nueva BMW X7, que será una de sus principales rivales, a parte de Infiniti QX60 y las ya citadas Acura MDX, Audi Q7 y Volvo XC90.

Con la muy probable desaparición del Regal en México, la gama de Buick estará compuesta únicamente por SUVs, y como el modelo insignia de la marca, Enclave tendrá la responsabilidad de diferenciarse de sus hermanas de GMC, que también tiene una gama amplia de utilitarios y vehículos multipropósito.