Salón de Nueva York 2017: Acura TLX 2018, muestra la nueva cara de la marca

Después de tres años en el mercado, Acura le da unos retoques estéticos al auto que en nuestro país funge como su buque insignia, el TLX. El frontal recibe un cambio importante, ya que la parrilla es tomada del Precision Concept, y cuenta con nuevos faros, cofre y parrilla. Por su parte, las versiones V6 pasan a equipar una nueva fascia trasera con salida doble de escape y rines de 18 pulgadas, en lugar de los rines de 17 que llevan las versiones de 4 cilindros.

La versión A-Spec monta una defensa delantera más agresiva y audaz, faldones laterales, fascia trasera con difusor deportivo, faros de niebla y spoiler trasero color negro. Esta versión no se limita a la apariencia, sino que suma mejoras mecánicas para lograr un mejor comportamiento dinámico. Las versiones A-Spec con tracción delantera reciben amortiguadores y una dirección más rápida, mientras que las variantes con el sistema de tracción integral suman resortes más firmes y una barra antivuelco más rígida. Las llantas para este modelo son más anchas con rines de 19 pulgadas.

Por dentro el cambio es ligero, pero la pantalla doble ahora incorpora interfaces Android Auto y Apple CarPlay. De nuevo, es el A-Spec el que agrega detalles deportivos en el interior, con asientos especiales de color rojo o negro con piel y detalles de Alcántara.

Los motores serán los mismos, con un bloque de 4 cilindros de 2.4 litros y 206 caballos de fuerza para las versiones de entrada y un V6 de 3.5 litros con 290 equinos. El TLX con el lavado de cara llegará a los distribuidores de la marca durante el segundo semestre de este año.