Salón de Los Ángeles 2016: Porsche 911 RSR, con 510 HP y motor central

Llega el nuevo bólido con el que la marca alemana peleará posiciones en el Campeonato Mundial de Resistencia. Recibe modificaciones en la estructura de la carrocería, en los elementos aerodinámicos, en la suspensión, transmisión y motor.

La novedad más importante llega en la colocación de su motor bóxer atmosférico de seis cilindros. Ahora, Porsche Motorsport lo sitúa en posición central, por delante del eje trasero, lo que reparte y distribuye de mejor forma el peso y la potencia del impulsor. El 911 RSR envía toda la potencia a las ruedas traseras por medio de una transmisión secuencial de seis velocidades con insertos de magnesio.

La posición del motor permite a los ingenieros instalar un difusor especialmente grande, llantas traseras de 31 centímetros y un alerón trasero derivado directamente del 919 Hybrid, con una carga aerodinámica muy destacable.

Por dentro también ofrece novedades como las barras antivuelco y el asiento de competición con fijación sólida. Este último va pegado al suelo del coche, siendo los pedales y volante los que se ajustan a los requerimientos del conductor.

La tecnología de seguridad también alcanzó a este bólido de competencia. Porsche monta alerta ante posible colisión, que funciona por medio de radares colocados en lugares específicos de la carrocería.