Salón de Ginebra 2016: Bugatti Chiron, listo para romper todos los récords

El mítico Veyron parecía muy difícil de suplantar, pero en Bugatti lo han vuelto a conseguir con su nuevo superdeportivo de 1,500 caballos denominado Chiron. En Ginebra es el lanzamiento más importante, y vaya que merece estar en ese peldaño. ¡Impresionante!

El sucesor del Veyron logra impulsar a su motor W16 con cuatro turbos hasta los 1,500 caballos, convirtiéndose en el primer automóvil de producción en serie en llegar oficialmente a esta cifra. Este motriz en equipo con el esquema de suspensiones, la aerodinámica y las asistencias tecnológicas, logra llegar hasta los 420 km/h, y según se comunica, esa velocidad punta está limitada electrónicamente.

De hecho, la marca gala asegura que este es un coche preparado para batir el récord de velocidad mundial, que actualmente le pertenece al Hennessey Venom GT del preparador americano. A decir verdad, este dato nos parece muy lógico, ya que si miramos la ficha técnica del nuevo Chiron encontramos un 0 a 100 km/h en 2.4 segundos y un 0 a 300 km/h en 13.6. ¡Qué locura!

Como podrán imaginar, las evoluciones y cambios son cuantiosos. El nuevo “armazón” está construido completamente en fibra de carbono y se encuentra sobre un chasis renovado que, según la marca, entrega una rigidez digna de un prototipo LMP1 de Le Mans. Asimismo, el nuevo Bugatti monta neumáticos Michelin construidos específicamente para sus requerimientos: 285/30 R20 para el eje delantero y 335/25 R21 para el trasero.

Metales de aeronave

El motor sigue siendo el 8.0 litros de 16 cilindros en W con cuatro turbocompresores, pero ahora, se ha actualizado con turbinas de mayor tamaño que permiten incrementar su potencia en un impresionante 25 por ciento.

Para el apartado del bastidor, el Bugatti Chiron estrena un chasis adaptativo con cinco modalidades de manejo: “Lift”, EB Auto, Autobahn, Handling y Top Speed. Como sus denominaciones adelantan, cada uno modifica altura de la carrocería, la dirección, la tracción integral, el diferencial trasero, el ESP y la aerodinámica activa.

Según informa Bugatti, en el sector de los frenos se monta tecnología derivada de la Fórmula 1 y en el sistema de escape se transforma la estructura para convertirla en un sistema de mejor flujo gracias al material titanio.

Como era de esperarse, se fabricarán únicamente 500 unidades y su precio, es cercano a los 2.4 millones de euros. Se dice que un tercio de la producción ya está vendida y que los primeros coches llegarán a sus dueños a mediados de 2016.