Salón de Frankfurt 2017: Porsche Cayenne Turbo, 550 HP para el familiar de Stuttgart

La tercera generación del SUV grande alemán se presenta finalmente con su variante turboalimentada, que por cierto, es una de las más potentes en su historia. Respecto a su predecesor, este Cayenne eleva su caballaje final en 30 equinos, mientras que promete mayor dinamismo en todos los sectores.

Después de la presentación del Cayenne y Cayenne S de nueva generación, con 340 y 420 HP respectivamente, ahora llega el turno de una de las variantes más radicales en la nueva gama del todocamino. Respecto a la generación anterior, se elimina el propulsor 4.8 V8 biturbo y se agrega un 4.0 V8 biturbo con 550 caballos de potencia.

Importante mencionar que los turbocompresores se colocan al interior de la “V” con la finalidad de conseguir una construcción más compacta para bajar el centro de gravedad y mejorar por temas de colocación la respuesta del acelerador.

La transmisión destinada es una automática por convertidor de par de ocho relaciones y se acompaña con la tracción integral activa de Porsche PTM. Además, sigue ofreciendo una esquema de suspensión neumática adaptativa, que presume seis niveles de altura. En el apartado de frenado, el nuevo Cayenne Turbo echa mano de frenos de acero recubiertos por una capa de tungsteno, mismos que aumentan el rendimiento y reducen la fatiga del sistema.

En temas visuales, esta variante destaca por elementos y paneles externos más radicales y aerodinámicos y por la incorporación de asientos deportivos inspirados en el 911, con ajustes eléctricos de hasta 18 posiciones. Este nuevo producto llegará a finales de 2017 con un precio cercano a los 2.8 millones de pesos.