Salón de Frankfurt 2017: Mercedes-AMG Project One, el auto de los 1,000hp que acelera a 200km/h en 6 segundos

Es uno de los autos más impresionantes jamás desarrollados, no solamente por las velocidades que alcanza y el tiempo en el que las alcanza, también por su fuerte inspiración en la Fórmula Uno y es que es el auto para calle más cercano a uno de competición que hemos visto, y probablemente nunca más veamos algo similar de nuevo.

Pero hablando de velocidad, el Project One acelera de 0 a 200km/h en solamente 6 segundos, menos tiempo del que te tomó leer esta oración y también menos que el increíble Bugatti Chiron. La velocidad máxima de este ‘concepto’ es de 350km/h, menos que la del Chiron, pero lo suficiente para volverse aterrador una vez que la alcanzas.

El motor es un diminuto bloque de 1.6 litros, el mismo desplazamiento que un Nissan Versa, pero cuenta con 6 cilindros y más de 1,000 caballos de fuerza. Leíste bien, Mercedes-AMG logró extraer más de 1,000 caballos de fuerza a un bloque de menos de 2.0 litros, justo cuando creíamos que lo que habían logrados con los 381 caballos de fuerza en el Mercedes-AMG A45 era insuperable.

Toda esta potencia va dirigida a las 4 ruedas a través de una transmisión automática de 8 relaciones, pero el auto es capaz de recorrer hasta 25 kilómetros sin emitir un solo gramo de CO2, usando únicamente su propulsor eléctrico. El motor de gasolina entrega una eficiencia termal de más del 40 por ciento en un mundo en el que los motores de combustión interna no habían podido superar el por ciento. También gira hasta las 11,000 revoluciones por minuto.

Para los pocos suertudos en la lista con 2.54 millones de dólares, tendrán que entender que un motor de estas características necesitará de una reconstrucción directamente con los ingenieros de AMG cada 50,000 kilómetros aproximadamente.

De la misma forma que sucede con el motor que ha dominado en la Fórmula Uno los último años, este cuenta con un turbocargador dividido que utiliza 160 caballos de fuerza provenientes del motor eléctrico para si mismo y otros 160 caballos que se aplican directamente al cigüeñal. También hay dos motores eléctricos en cada rueda delantera, y cada uno es capaz de girar a 50,000rpm, más del doble del estándar actual en la industria.

El V6 es muy similar al de Fórmula Uno, usando válvulas neumáticas para lidiar con las altísimas revoluciones y el limitador de revoluciones existe únicamente para mantener al motor seguro cuando utiliza gasolina convencional.

La transmisión automática de 8 cambios está basada en la unidad que usan los autos de competición, pero ha sido rediseñada para uso en caminos públicos. Esta unidad hidráulica puede hacer los cambios por cuenta propia o a través de paletas tras el volante.

Mientras tanto, la suspensión el de tipo multi-link, pero los sistemas van atornillados directamente al monocasco de fibra de carbono. Es más compleja aun porque hay dos sistemas de resortes montados horizontalmente en cada esquina, y el esquema de varillas elimina la necesidad de una barra estabilizadora. Está diseñado para incrementar el confort, pero también para eliminar totalmente el balanceo de la carrocería en cambios de dirección agresivos.

Mantiene el sistema ABS, y el ESP cuenta con tres etapas, estándar, sport y completamente apagado. En el segundo, el auto dejará al conductor jugar con el auto hasta cierto punto y si se excede, el sistema intervendrá para mantener todo bajo control.

Las ruedas delanteras son de 285/35 R19 mientras que las unidades traseras son 335/30 R20, en ambos casos con llantas Michelin Pilot Sport Cup 2 y rines de aluminio forjado. Las llantas y rines rellenan las salpicaderas en un auto conceptual brutalmente eficiente, mientras que el interior está diseñado totalmente para funcionalidad y velocidad.

Estéticamente, el cuerpo es similar al de un auto de F1, con difusores delanteros y traseros que se extienden con la velocidad y la toma de aire para el motor central colocada sobre el techo.