Salón de Detroit 2016: Ford Fusion 2017, más lujo y deportividad

Ford ha aprovechado el Auto Show de casa para hacer una de las presentaciones más importantes del año, decimos importantes porque el Fusion que este año cumple 10 años de vida representa al auto más vendido de Ford Motor Company habiendo movido más de 300,000 unidades en el continente americano en 2015 y para mantenerse fresco y seguir cosechando éxitos se renueva con nuevas versiones más deportivas y lujosas y una estética más moderna cortesía de la evolución del ‘kinetic design’ de Ford.

El frente presenta líneas más suaves que el auto anterior y la parrilla ahora tiene una forma ovalada en lugar de la parrilla trapezoidal. Los faros, también suavizados ahora usan contornos menos filosos que nos recuerdan mucho a los del Focus que se refrescó hace unos meses. La parte trasera es muy similar al actual, pero añade una barra cromada que une a los grupos ópticos y se ve más sofisticado que el anterior.

La oferta de tren motriz se mantiene y no es que necesitara cambios pues el Fusion ha estado a la vanguardia desde que se presentó la actual generación y siempre destacó por tener motores eficientes y potentes, aunque las versiones Hybrid y la enchufable Energi reciben mejoras de software para mayor alcance en modo eléctrico y mejores consumos cuando se enciende el motor de gasolina. A México llegarán los 4 cilindros que ya tenemos hoy, el 2.5L aspirado con 175hp y el 2.0 EcoBoost turbo con 240hp, aunque desearíamos que llegaran los híbridos mencionados anteriormente y el 1.5 EcoBoost con 181hp y consumos muy cercanos a los de un auto más pequeño.

La gran estrella es el nuevo Fusion Sport (se consideraron los nombres ST o RS) que echa mano de un motor 2.7L V6 EcoBoost turbo con 325hp y tracción integral, esta versión Sport será la más potente de su segmento e incluso será tan potente como algunos sedanes de corte deportivo entre los que figuran los BMW 340i y Audi S4.

Esta versión Sport ofrecerá como opción con un paquete deportivo con fascias y faldones especiales, salidas de escape cuádruples cromadas, suspensión activa y rines de aluminio de 19 pulgadas para transferir toda la potencia al pavimento con estilo, control y seguridad.

También habrá una nueva versión Platinum que se posicionará por encima de la Titanium con pieles y materiales de primera para proporcionarle al conductor una atmósfera de máximo lujo y refinamiento que competirá con sedanes Premium como Acura TLX, Buick LaCrosse o el propio Lincoln MKZ.

Este Fusion continúa con la misión que tenía hace 10 años y que ha cumplido con creces, la de plantarle cara a los sedanes japoneses de su segmento, pero ahora también se plantea competir, como ya lo mencionamos antes, con sedanes Premium y deportivos de mayor envergadura con las nuevas versiones Platinum y Sport. El Fusion 2017 seguirá siendo producido en la planta de Ford en Hermosillo, Sonora con tecnologías y procesos de última generación y siempre con un ojo bien puesto en la calidad de su fabricación para darle al cliente la mejor experiencia posible.