#SabíasQue: Playboy Automobile Company, dio al nombre a la mítica revista del conejito

Tras la muerte del creador de la revista Playboy, es interesante escarbar en la historia de la publicación para descubrir que el nombre de tal edición se tomó ni más ni menos que de la Playboy Automobile Company.

El nombre original de la revista de caballeros era “Stag Party” que en inglés era la referencia común a “despedida de soltero”, sin embargo en ese momento ya existía otra publicación bajo el nombre de “Stag”.

De este modo el nombre original se lo debemos a Eldon Sellers, vicepresidente de la marca que, en una reunión junto con Hugh Hefner fundador de la empresa, puso sobre la mesa el nombre de Playboy, pues la mamá de Sellers había trabajado en dicha compañía.

Playboy Automobile Company fabricó vehículos entre 1946 y 1949, basada en Búfallo, Nueva York. Surgió como una respuesta a la demanda por vehículos que se dio justo después del término de la Segunda Guerra Mundial, en 1945. Recordemos que la mayoría de los fabricantes automotrices se enfocaron en producir vehículos y accesorios para la guerra.

De este modo, Louis Horwitz, un anterior distribuidor de la marca Packard, Charles D. Thomas, ingeniero de Pontiac y  Norman Richardson, un mecánico talentoso, crearon la Playboy Automobile Company con la idea de ofrecer un pequeño vehículo de menos de 1000 dólares de precio que pudiera considerarse como el segundo auto de casa, pero además se atrevieron a lanzar al mercado el primer convertible de techo rígido retráctil en el mercado.

La empresa produjo 97 prototipos para promocionar la marca por todo el país, en eventos, expos o para sesiones fotográficas con los artistas o políticos de la época. Ninguno de estos estuvieron a la venta. Y aunque eran autos que habían cautivado a la mayoría, en esos momentos la compañía automotriz Tucker acaba de caer en quiebra y ello alejó a los posibles inversionistas, pues tenían miedo de que sucediera lo mismo con una empresa como esta, de pequeños emprendedores.

Se conoce la existencia de 49 unidades de Playboy Automobile Company, de las cuales alrededor de 15 están en condiciones para ser conducidas.

Lo más curioso del tema es que Hugh Hefner ¡jamás tuvo un auto Playboy!