Rueda el ultimo Dodge Demon de la línea de ensamble

Ha llegado el momento de que el último de los 3,300 demonios se despida con honores.

Parece ser que el exorcista ha llegado a las plantas de FCA en Brampton, Canadá, pues el último Dodge Challenger SRT Demon ha rodado de la línea de ensamble cerrando así uno de los ciclos más importantes para la marca en los últimos años.

El Demon fue un vehículo que se presentó hace poco más de un año durante el Salón de Nueva York y tenía la intención de levantar los ánimos en la marca. Esta versión de Challenger decía ser el vehículo de producción más rápido en el cuarto de milla con un récord de 9.6 segundos a una velocidad de 225 km/h. El 0 a 100 km/h lo puede realizar en 2.3 segundos y en el proceso despegar las ruedas delanteras del pavimento.

Estas cifras las puede lograr gracias a uno de los propulsores más potentes del mercado, un bloque supercargado de 6.2 litros HEMI V8 que produce 840 hp y 770 libras-pie de par, números aún más impresionantes que los de su hermano menor SRT Hellcat, que ostenta 707 hp y 650 lb-pie de par.

La triste crónica de una muerte anunciada ha llegado, desde un principio Dodge anunció que se trataría de un tiraje limitado a una producción de un año y 3,300 unidades, de las cuales la mayoría ya tienen dueño, pero puedes aun comprar esta última unidad.

Como te lo contamos hace unos meses, Dodge y Barret-Jackson unieron fuerzas para ofrecer un combo que levantará los ánimos de los entusiastas de la marca. Se venderá el último Dodge Challenger SRT Demon en conjunto a la última unidad SRT de Viper y todas las ganancias serán donadas a la beneficencia.

Antes de ir a la subasta, este último demonio viajará al centro de ensamble especializado de la marca en donde será pintado en un tono de pintura roja similar al Viper, rines especiales y le montaran emblemas que dejarán en claro que se trata de la última unidad producida.

Ahora lee: