Prueba Mediano Plazo: Nissan NP300 Frontier, uso rudo

Nuestra prueba de mediano plazo con la NP300 Frontier ahora tomó un giro diferente, decidimos probar las capacidades de trabajo, aquellas pensadas para la parte laboral de los dueños del producto que buscan una camioneta con la que puedan salir de la familia, usarla para el trabajo o incluso actividades recreativas, como, por qué no, cargar una moto.

La meta

Transportar una cuatrimoto de 400 kg aprox de la ciudad de Guadalajara, a la sierra de Tapalpa, a unos 135 km de distancia. Pero lo interesante es que el recorrido incluyó la salida de la ciudad, una parte de autopista de couta por la salida a Colima y subir la Sierra del Tigre, un camino revirado, con muchas curvas y constante subida, que significó un verdadero reto para la NP300 Frontier. Además cargamos con cuatro adultos lo que significó un aumento cercano a los 550 kg.

Con este test salieron a relucir tres puntos principales: primero la recubierta de la caja, funcionó incluso como un material antiderrapante para la moto; también los ganchos de agarre resultaron muy efectivos. La verdad al principio dudé un poco si soportarían tanto peso, sobre todo en las subidas y curvas de la sierra, pero vaya, están intactos. Segundo, la suspensión. A pesar del esquema independiente no se afecta la capacidad de carga e incluso, se maneja mucho mejor con el peso atrás; sí, vamos un poco más lento, pero el eje posterior va bien pegado al piso y transfiere mejor el mejor torque.

Los que sufrieron muchos fueron los frenos. Se fatigaron más de lo esperado por el exceso de peso y que, al sentir un manejo más plantados fuimos más confiados y tuvieron mayor exigencia.

Tercero, el motor. El torque en la parte baja del propulsor (entre las 1,200 y las 3,500 rpm) del 4 cilindros de 2.5 litros salió a relucir. Es efectivo, mucho y aunque tuvimos un consecuente aumento de combustible (caímos al orden de los 6 km/l), nos pareció adecuado dado el mayor peso e inercias que generamos.

Debemos destacar que, a pesar de no ser una versión 4×4, el perfil de las llantas y el torque del motor le permiten hacer algunas salidas fuera del camino. Terracerías le hacen los mandados y mientras no halla un cruce de ejes muy agresivo que requiera un bloqueo, pasa por cualquier condición sin problemas.

Seguimos sin notar ruidos extraños en el interior, algún mal detalle de ensamble o cosas similares, por el contrario, se sigue percibiendo sólida, bien armada.

Nos quedó muy claro el porqué la NP300 Frontier es una de las favoritas. El equipamiento es de los mejores del segmento junto con una relación valor/precio muy buena y es versátil, permite moverse en ciudad con uso familiar o bien cumplir labores de trabajo y pasatiempos con buena calificación. Una guerrera.

 

Motor: 4 cilindros, 2.5 litros, 158 caballos

Transmisión: Manual 6 relaciones

Consumo: Combinado 9.4 km/l (oficial) 6.1 km/l (en esta prueba)

Capacidad de carga: 1,118 kg

Precio: 328,400 pesos