Primer vistazo: Nuevo Renault Clio, replanteando un ícono

Con cambios en el interior y exterior, la nueva generación de Renault Clio ha llegado con la intención de renovar la imagen de la marca.

¿Sabías que Renault ha comercializado más de 15 millones de ejemplares de Clio desde su lanzamiento en 1990? es un cifra bastante importante y le ha dado por años a este compacto el título del líder de su segmento en cuanto a ventas en Europa.

De acuerdo con Renault, el nuevo Clio ha sido diseñado a partir de un principio de evolución y revolución, teniendo un diseño exterior que nos recuerda desde ciertos ángulos al Megane y el interior cambia por completo con respecto a la generación pasada.

Estéticamente encontramos una parte frontal más definida con un grupo de iluminación afilado, con el emblema del rombo dominando la parte central. Este vehículo no comparte absolutamente nada con su antecesor y está fabricado absolutamente de piezas nuevas.

Por dentro es notorio el cambio, teniendo ahora un corte más juvenil con combinaciones de colores (similar a la presentado por Volkswagen en su gama de productos juveniles) y presumiendo de una mejor calidad y tecnología a bordo.

Se cuenta ahora con un cluster digital de menor tamaño centrado en su totalidad hacia el conductor, así como cargador inalambrico para celulares, aire acondicionado automático de doble zona y una pantalla de infoentretenimiento de 9.3 pulgadas en forma vertical.

“La quinta generación de Clio es importante para nosotros, pues es un éxito en ventas en Europa en su segmento y el segundo más vendido de todo el continente,” comentó Laurens Van Den Aker, director industrial de Renault.

“Se trata de la reinterpretación de un ícono, la última creación de la saga Clio y hemos juntado lo mejor de las generaciones anteriores para crearlo,” finalizó el ejecutivo.

El nuevo Clio estrena plataforma CMF-B, capaz de albergar en algún futuro la hibridación o total electrificación del modelo.

En cuanto a motores, Renault no reveló detalles, pero se sabe que será el primer modelo de la marca en estrenar la tecnología híbrida E-Tech de la marca.

Durante la presentación de este modelo, Renault también comentó que este vehículo funcionará como su piedra base en su estrategia Drive The Future, que toma 3 pilares como base: electrificación, conectividad y autonomía.

Lamentablemente, es muy poco probable de que lo veamos formar parte de la compra de autos en México, pero no perdemos la esperanza de que algún fanático de la marca solicite a los vendedores nacionales alguna versión RS para su colección en suelos aztecas.

Ahora lee: