Primer vistazo: BMW X5 2019

La cuarta generación de BMW X5 ya está aquí, y para sorpresa de nadie los diseñadores tomaron un camino evolucionario; afortunadamente los ingenieros no lo hicieron.

Un totalmente nuevo motor V8 señala las mejoras a la cuarta generación del modelo más consistente de BMW en cuanto a ventas, que también será más largo, ancho y alto. Recibe nueva tecnología de suspensión con una mejora masiva en el paquete Off-Road.

Será más grande por dentro, con una tercera fila de asientos opcional y abatimiento automático para la segunda fila. Los ingenieros han agregado 42 mm entre ejes llevando el espacio total a 2,975 mm, mientras que también creció 19 mm de alto (a 1,745 mm).

De forma crítica, creció solamente 36 mm en el largo total, manteniéndola en 4,922 mm y justo por debajo de la barrera de los 5 metros. Importante para alguien con un estacionamiento justo, el ancho ya supera a los 2 metros, creciendo 66 mm a 2,004 mm.

BMW se siente más segura volviendo más ancha a la X5 porque por primera vez hay una opción para obligar a la camioneta a hacer la mayoría del trabajo para estacionarse a sí misma, especialmente si está moviéndose por un camino que ya conoce. También hay una serie de asistentes para minimizar las posibilidades de golpes, incluyendo visión panorámica y visión remota en 3D.

Con la nueva X7 ya conocida por muchos, BMW pudo mantener a la X5 por debajo de los 5 metros, punto muy importante para los compradores europeos.

Mecánica totalmente nueva

El nuevo motor V8 entrega 456 hp a 5,200 rpm y los mantiene hasta las 6,000. También alcanza 479 lb-pie de par desde las 1,500 y hasta las 4,750 vueltas, así que el margen de empuje del motor se presume como ancho.

En la X5 xDrive 50i, puede alcanzar 100 km/h en 4.7 segundos y alcanzar los 250 km/h, limitados electrónicamente. BMW presenta consumos combinados de 8.6 km/L y emite 264 g/km de CO2, razón por la que BMW ni siquiera se molestará en ofrecer esta mecánica en Europa.

Para el mercado “local” la tope de gama será la xDrive 40i, con una versión de 335 hp del motor turbo de 6 cilindros en línea. El propulsor de 2,998 cm3 alcanza su pico de poder entre las 5,500 y 6,500 rpm, entregando 332 lb-pie entre las 1,500 y las 5,200 revoluciones. Los números de eficiencia también son más atractivos, con 11.8 km/L y 193 gramos por kilómetro.

La velocidad máxima natural para este motor es de 243 km/h y también es la más ligera de las X5 en 2,060 kg, mientras que el V8 es incluso más pesado que el 50d con 2,286 kg.

En el momento del lanzamiento habrá solamente dos motores diésel para Europa de 6 y 8 cilindros, pero ninguno de ellos llegará a México. Más adelante se lanzará también un 2.0 litros diésel.

Todos los motores mandan la potencia a un sistema de tracción integral que da preferencia al eje posterior a través de una caja automática de 8 relaciones de origen ZF. El paquete de rines más grande alcanza las 22 pulgadas, y el más chico será de 17.

Tecnológica de nacimiento

El sistema de seguridad incluye un sistema de detención de emergencia, que podrá frenar al auto y llevarlo a lado de la carretera de forma segura si no recibe respuesta del conductor. Más adelante, llama a los servicios de emergencia y les envía la ubicación.

Debajo, administrando la masa del vehículo, habrá amortiguadores electrónicos como equipamiento de serie por primera vez, con suspensión magnética opcional en ambos ejes que entrega un rango de 80 mm en la altura del auto.

Sigue a Audi Q7 en algunas de las opciones, incluyendo la dirección activa y barra estabilizadora. Mantiene la ya típica compuerta trasera en dos piezas, que puede cerrarse automáticamente para mantener seguros los 645 litros de carga en el maletero, mismos que pueden extenderse hasta los 1,840 litros si se abaten los asientos de la segunda fila.

Además de las funciones estándar habrá una serie de opciones interiores, incluyendo control de clima para 4 zonas, descansabrazos calefactados, portavasos enfriados o calefactados, techo panorámico o dos pantallas de 10.2 pulgadas para los asientos traseros.

También hay un nuevo Live Cockpit Professional, que lleva el concepto de iDrive más allá con instrumentos digitales (como el que encuentras en un SEAT León Cupra), una pantalla de 12.3 pulgadas y un head-up display más grande.

Ahora lee