Primer vistazo: Audi Q3 2019, más madura y tecnológica

Uno de los lanzamientos más anticipados del año ya está aquí; el nuevo Audi Q3 2019 evoluciona y se convierte en el SUV compacto más maduro de la marca ante la llegada de Q2.

Con la llegada de un SUV de entrada más juvenil imaginábamos que la segunda generación de Q3 iría a explorar un mercado más maduro. La Q3 es totalmente nueva y adopta algunos de los atributos tecnológicos y de diseño de las ofertas de alta gama de la marca de los cuatro aros, que seguramente la ayudarán a sobresalir en un segmento muy competido.

Primero que nada, sabíamos que la Q3 necesitaba crecer ligeramente para hacerla más competitiva, y eso es justo lo que ha hecho, pues la longitud gana 965 mm, de los cuales 760 van a la distancia entre ejes, con lo cual el espacio para pasajeros, especialmente los traseros, será mayor, uno de los puntos que Q3 tenía en contra.

Ahora, el espacio en cajuela es de 674 litros con los asientos de la segunda fila en posición, que pueden expandirse hasta 1,526 abatiendo a la segunda fila. Por comparativa, la BMW X1 tiene 505 litros en cajuela y 1,550 con los asientos abatidos.

El aspecto exterior está muy bien balanceado, y algunos de los elementos de diseño vienen directamente del recién presentado Q8, especialmente la parrilla con barras verticales y los faros. En general, los trazos son más musculosos que en la camioneta saliente, y destacan la línea de carácter por encima de las salpicaderas y la fascia inferior con aperturas triangulares.

Por dentro, intentará conquistar a los compradores con el altísimo nivel de tecnología con el que cuenta, con atributos como el cuadro de instrumentos digital que ahora es de serie. Algunos de los trazos en el tablero la asemejan con la ya citada Q8 y también con los más recientes sedanes de Audi, tales como el A6 y A8. El sistema de infoentretenimiento contempla una pantalla táctil de 10 pulgadas y el Virtual Cockpit que no estaba disponible en el Q3 actual.

Mecánicamente solo se habla de la gama de motores para Europa, y se presentan dos motores de gasolina y un diésel. Arranca el 2.0 litros de 190 hp para la Q3 40 TFSI y se complementa con la versión de 230 hp, misma que encontramos en el Golf GTI para la Q3 45 TFSI, mientras que el diésel será el conocido bloque TDI de 2.0 litros con 180 hp.

Es seguro pensar en que en México veremos un propulsor más como entrada a la gama con alrededor de 150 hp, basado seguramente en el 1.5 litros TSI Evo con desactivación de cilindros y turbocompresor de geometría variable. La transmisión es automática S-Tronic de doble embrague y 7 cambios, con tracción integral Quattro disponible en los motores más potentes.

En Europa, las entregas comienzan durante el tercer trimestre del año, pero suponemos que la veremos en México hacia finales de 2018 o bien, iniciando el 2019.

Ahora lee