Primer Vistazo: Audi Q2 2018, el SUV más pequeño de la firma de Ingolstadt piensa en grande

Audi está por lanzar en México al miembro más pequeño de su serie ‘Q’ de SUVs que mantiene las sensaciones Premium y la carga tecnológica de sus hermanos mayores para llevarlas a un segmento más asequible y que se encuentra en pleno crecimiento. Ofertada en Europa con un sinfín de combinaciones entre motores y transmisiones, probablemente la veremos en nuestro país con solo tres de ellas, un TDI y dos TFSI de gasolina, todas turbocargadas y con inyección directa de combustible. Creemos que la nueva Q2 lleva las sensaciones de refinamiento y sofisticación del Q7 a un nivel de precios menor y esa será seguramente, la clave principal del nuevo modelo teutón.

Gracias a nuestra publicación hermana de Australia, Motoring.com.au, podemos traer las primeras sensaciones del nuevo auto directamente desde Suiza.

Diseño y dimensiones exteriores

Estéticamente se distingue por un diseño geométrico que nos da algunas pistas sobre la nueva dirección de diseño de Audi. El aspecto afilado y robusto comienza con la parrilla frontal de tipo Singleframe que también aparece en otros modelos de la firma y termina con una caída del pilar ‘C’ acentuada por cuchillas al estilo del R8 de primera generación.

Como su nombre nos da a entender, se colocará en la gama por debajo del Q3, que crecerá en su próxima generación con el fin de distanciarse un poco más del Q2. De hecho, el Q2 iba a llamarse Q1, pero por cuestiones de patente del nombre y conflictos con FIAT, dueña del nombre Q1, terminó siendo Q2. De foco claramente citadino, mide 4.19 metros de largo y comparte la batalla de 2.6 metros con el A3 hatchback. Es apenas 2 centímetros más corta que el Q3 y la distancia entre ejes es prácticamente idéntica entre ambas, con 3 milímetros a favor de este último. Con 1.51 metros de alto y 1.79 de ancho, resulta ideal para maniobrar en espacios pequeños.

Habitabilidad y funcionalidad interior

En el habitáculo, las medidas exteriores no son un indicador real de la habitabilidad, las superficies rectas amplifican la sensación de espacio como sucede con los nuevos desarrollos de la firma y las puertas de apertura amplia facilitan la entrada y salida de pasajeros, aunque las plazas traseras se perciben como ideales únicamente para dos adultos con un límite razonable en el espacio de piernas y cabeza para personas altas.

Hay una variedad de espacios para almacenaje de objetos personales en el habitáculo, en las puertas y consola principalmente. La cajuela es especialmente amplia para un auto de este tipo, con 405 litros de capacidad y que abatiendo los asientos traseros se incrementa hasta los 1,050 litros y se puede elegir, como opción, una compuerta trasera de accionamiento eléctrico. Con el motor adecuado, puede arrastrar 1,800 kilogramos, aunque entendemos que serán pocos los clientes que la utilicen con este fin.

Equipamiento y tecnología

A pesar de que el precio de entrada será más accesible que el de los SUVs más grandes de la firma, la tecnología, diseño y funcionalidad permanecen. Podrá equipar el sistema de info-entretenimiento MMI de la marca con Wi-Fi, head-up display y el Virtual Cockpit, con la misma pantalla configurable de 12.3 pulgadas en el cuadro de instrumentos que otros Audi. Para México, es muy probable que estos atributos se ofrezcan como opcionales independientes o que formen parte de un ‘Technology Pack’.

Lo que seguramente veremos de serie en todas las versiones es la interfaz para teléfonos Android y Apple. Un sistema de sonido Premium de alta fidelidad con 14 bocinas y 705-watt de potencia firmado por Bang & Olufsen será también opcional. Todos los modelos tendrán la capacidad de recargar las baterías de los teléfonos móviles de forma inalámbrica a través de inducción en el Audi Phone Box.

Las asistencias a la conducción que también encontramos en los nuevos A4, A5 y Q7 aparecerán en los Q2 para nuestro mercado, veremos el control de crucero adaptativo con asistente en embotellamientos, alerta de colisión frontal con frenado automático, asistente de estacionamiento y de cambio involuntario de carril y alerta de trafico cruzado trasero como equipamiento de serie para versiones tope, todos los Q2 tendrán cámara de visión trasera.

Tren Motriz, los probados bloques TFSI y TDI

La gama global de motores consiste en tres variantes de gasolina y tres turbodiésel con desplazamiento desde 1.0 y hasta los 2.0 litros. En México seguramente veremos a tres de ellos, dos de gasolina y posiblemente, un TDI. El motor de entrada será el conocido 1.4 litros turbocargado con desactivación de cilindros y 150hp que estará asociado a cajas manuales de 6 escalones o automáticas S-Tronic de doble embrague con 7 marchas. Cierran la oferta dos bloques de 2.0 litros, de gasolina o diésel, ambos de 190 equinos y cajas S-Tronic. El más rápido es el 2.0 TFSI de 190 caballos con tracción integral Quattro que es capaz de acelerar de 0 a 100 kilómetros por hora en 6.8 segundos mientras que el más eficiente será, seguramente, el TFSI de 1.4 litros que reporta consumos cercanos a los 20km/L en manejo mixto.

Chasis, conocido y ágil

El nuevo SUV de Audi usará el conocido y muy efectivo chasis ligero y modular MQB del Grupo Volkswagen que comparte con el A3, TT, Volkswagen Golf, Tiguan, SEAT León y Ateca. Las suspensiones son independientes en las cuatro esquinas para versiones con tracción integral Quattro y de eje torsional trasero en las variantes de tracción posterior.

Se ofrecerá el sistema Drive Select que varía el peso de la dirección, la respuesta del acelerador y transmisión y la rigidez de la suspensión en función de 5 modos distintos de manejo, incluyendo Eco, Confort, Dynamic, Normal e Individual. Los frenos, de disco en los dos ejes, son de 312mm de diámetro adelante y 272mm en el eje trasero. El freno de mano es electromecánico para ahorrar espacio en la cabina.

Impresiones tras el volante

En marcha, el Q2 mantiene el carácter de sus hermanos mayores, se percibe segura y la amplia pisada provee una marcha estable en rectas a altas velocidades e inspira confianza en caminos sinuosos con curvas rápidas. Tampoco se sacrifica la calidad de marcha, aunque se sospecha que los sedosos pavimentos suizos enmascaran una marcha un tanto dura si el auto equipa los rines de mayor diámetro en la oferta.

La dirección no provee toda la retroalimentación que se quisiera encontrar, pero es responsiva y precisa. Respaldada por el chasis, resulta ideal para uso en la ciudad y espacios pequeños como los que seguramente afrontará con frecuencia en México y alienta la confianza del conductor. En resumen, es una oferta balanceada y ofrece agarre de sobra, sea en caminos secos o mojados y con tracción delantera o integral.

La variante con motor 1.4 litros TFSI se siente más rápida de lo que los 150hp podrían sugerir, este bloque es excepcionalmente fluido en su operar y, acoplado con la caja de doble embrague, resulta sencillo extraer el mejor desempeño y exprimirle hasta el ultimo caballo de potencia disponible. El 2.0 litros TDI es algo más ruidoso y brusco en su operar, pero es algo que nosotros y los potenciales clientes del Q2 con esta mecánica entenderán en un motor alimentado por diésel, sabiendo que las motorizaciones de gasolina estarán también disponibles.

Definitivamente, el nuevo Q2 servirá para atraer nuevos clientes jóvenes a la marca y también tiene potencial de sobra para convencer a compradores que busquen vehículos más grandes porque tiene el espacio y el refinamiento y por tamaño, puede ser ideal para uso tanto personal como familiar. Esperamos que se presente en México y comience a comercializarse durante el primer trimestre del año, será entonces cuando conoceremos todos los precios y versiones disponibles y también te traeremos las primeras impresiones en suelo azteca.

Precio estimado:

$400,000-$520,00

Motores:

L4 1.4L turbocargado; 150hp y 184lb-ft

L4 2.0L turbocargado; 190hp y 236lb-ft

L4 2.0L turbodiésel; 190hp y 258lb-ft

Transmisiones:

Manual; 6 velocidades

Automática doble embrague; 7 velocidades

Volumen en cajuela:

405L