Primer contacto: Jaguar E-Pace, la manejamos y analizamos a fondo a su dura competencia

Desde que Tata Motors tomó las riendas de la marca de autos Premium británica, junto con Land Rover, no han hecho más que mejorar los productos existentes e incrementar la gama, intentando ganar volumen para competir con los fabricantes Premium, principalmente, BMW, Mercedes-Benz y Audi.

Esta estrategia queda perfectamente ejemplificada por su nuevo producto, el E-Pace, que viene a competir en el segmento de lujo de mayor volumen en el mundo, los SUVs compactos, colocándose como el escalón de acceso a la gama de SUVs. Se verá las caras principalmente con la estupenda BMW X1 y con Mercedes-Benz GLA y Audi Q3, que se renovarán muy pronto, pero la pregunta que surge es, ¿tiene lo necesario?

Parcialmente, la condujimos por unos kilómetros en ruta desde Toluca hasta Ixtapan de la Sal y la camioneta es confortable y refinada, con una calidad de marcha soberbia y un completo equipamiento, pero tiene un problema, su precio y posicionamiento en el mercado y también en la propia gama de Jaguar-Land Rover. Iremos después a ello, primero, las sensaciones que nos deja.

El exterior es el de un Jaguar, tiene ese toque de elegancia que no debe faltar, con líneas que reconocemos de otros productos, principalmente en su hermana mayor, la F-Pace. Tiene la tradicional parrilla ovalada que la marca británica ha usado en sus desarrollos recientes y por detrás, es muy cercana a la F-Pace, con grupos ópticos delgados y estilizados, pero aquí, la caída del poste C le da un aspecto tipo coupé que la separa de su hermana mayor, una SUV tradicional en este sentido.

Por dentro, los ensambles son sobresalientes, como se espera en un auto Premium, pero es verdad que algunos de los materiales quedan a deber, especialmente los terminados de las puertas traseras y en los paneles bajos del interior, los primeros de tacto suave por con aspecto por debajo de la jerarquía de la marca y los segundos de tacto rígido, fuera del lugar en un producto cuya versión de entrada roza el millón de pesos. Por otro lado, el techo va forrado en Alcantara de muy buen tacto, y la calidad percibida del cuero en los asientos, horadada y con costuras rojas es muy alta.

La silueta de coupé limita el espacio para cabeza disponible para pasajeros de gran talla en los asientos posteriores, una persona de hasta 1.8 metros irá cómoda, pero alguien más alto rozará con el techo. Por eso decimos que es un producto de orientación personal y no tanto familiar.

La E-Pace First Edition que manejamos será la tope de gama, por un precio de 1,249,847 pesos. El equipamiento es completo, cuenta con una pantalla táctil de 10 pulgadas, intuitiva y de muy buena definición, techo panorámico de vidrio, clima electrónico de doble zona y un sistema de sonido de alta fidelidad firmado por Meridian.

Aun así, me parece que, por el precio, hay algunas cosas que también debían incluirse; asientos calefactados, por ejemplo.

Ya al mando, lo primero que sale a relucir es la sofisticación del tren motor, el bloque turbocargado de 2.0 litros es lineal y casi no hay lag, pero tampoco demasiada emoción, aunque empuja desde muy pronto no hay una sensación de mucha fuerza. En este sentido, creo que, por el precio, la versión de este mismo motor con 300hp hubiera sido una elección más adecuada para un SUV de tintes personales con aspiraciones deportivas que pesa más de 1,830 kilogramos.

Se acopla a una caja automática de 9 relaciones, la misma que comenzó a usar la Range Rover Evoque este año. Me parece bien engranada y los cambios ascendentes o descendentes llegan con precisión, pero en modo manual tardan un poco en llegar desde de que los pedimos a través de las paletas montadas en el volante.

Todas las versiones tienen sistema de tracción integral, que es capaz de enviar todo el par motor del eje trasero a una sola rueda según las condiciones de agarre. Al acelerar a fondo desde cero, hay un mínimo derrape en el eje delantero antes de que el sistema procese la información para cortar el derrape y enviar potencia al tren trasero.

El sistema Jaguar Drive Control ofrece la posibilidad de elegir entre modos de manejo confort, dynamic, eco o normal. Ya en modos de manejo normales la dirección es comunicativa y muy rápida en sus reacciones, aunque en modo dynamic gana peso y da una sensación superior de estabilidad a velocidades altas.

Sus rivales

Entonces vamos a la pregunta original, la E-Pace es un producto redondo con buenos atributos en general, pero entonces ¿por qué tiene lo necesario, parcialmente? Porque el precio es elevado y tiene a una serie de titanes enfrente. Por el precio, debía de ser perfecto para superarles y esos pequeños errores se hacen muy evidentes cuando la ponemos frente a los que, por precio y no necesariamente por tamaño, serán los autos con los que la gente podrá comparar a E-Pace cuando sea momento de renovar su auto.

Hablábamos de que sus 4,411 mm de largo la colocan con las SUVs de entrada de las marcas alemanas, pero el rango de precios la coloca en un segmento al que no pertenece, con camionetas como la Audi Q5/S Q5, BMW X3, Mercedes-Benz/AMG GLC y Porsche Macan, más potentes, amplias y refinadas. En la variante First Edition queda, incluso, por arriba de las versiones más deportivas de dichas SUVs, que en teoría tendrían que competir con F-Pace, su hermana mayor, y que frente a E-Pace se colocan como alternativas superiores.

Hablaremos de la versión First Edition porque es la única que estuvo disponible para prueba y la que pudimos experimentar. Uno de los referentes del segmento, el X3 M40i xDrive con motor de 6 cilindros y 360hp sale por 1,049,900 pesos y es más capaz y refinada que la E-Pace First Edition, por 200,000 pesos menos. Porsche Macan GTS con 400hp y el mejor comportamiento dinámico en una SUV tiene un precio de 1,199,000, además de tener interiores de primera calidad, como Porsche sabe hacerlo.

Incluso aparecen SUVs como la Audi S Q5 Quattro con 354hp y la Mercedes-AMG GLC43 con 367hp, también como los máximos exponentes de sus respectivos modelos, ambos por una cantidad considerablemente menor de dinero que el E-Pace de 250hp y con sensaciones Premium tan autenticas como las del SUV inglés.

Otros rivales los tiene dentro de casa, una de ellas es la F-Pace que en versión R-Sport tiene bloque de 300hp que nos hubiera gustado encontrar en E-Pace, aunque con menos equipamiento, y sale por un precio similar. También tenemos a la nueva Range Rover Velar que comparte la estructura con el F-Pace y tiene uno de los interiores más tecnológicos y mejor logrados del mercado, pero la R-Dynamic SE es apenas 50,000 pesos más costosa que E-Pace, pero el motor es más potente y tiene capacidades off-road reales.

El Range Rover Evoque es el auto con el que comparte plataforma y mecánica, por lo que en teoría deberían de tener precios similares, pero la gama de Evoque va de los 762,200 pesos hasta los 924,300 pesos, de nuevo, con capacidades todoterreno superiores y, ¿no es esa la razón por la que compras un SUV en primer lugar?

Si evaluamos a los que rivales por los que por tamaño competiría, aparecen principalmente Audi Q3 y BMW X1. Audi Q3 está pronta a ser actualizada totalmente y tiene una versión S-Line 2.0T 220hp Quattro por 689,900 pesos o la RS Q3, con 367hp para los que busquen poder por menos de 1,100,000 pesos. BMW X1 sDrive 20i con 190hp sale por 619,900 pesos. Todas muy competitivas frente a la versión respectiva de E-Pace, con menos potencia aunque también por menos dinero o bien, con mucha más potencia pero por el mismo precio.

Jaguar E-Pace 2018
Motor: 4 cilindros 2.0 litros; 250hp y 269lb-pie
Transmisión: Automática; 9 velocidades
Consumo observado: 12.8km/L
Precios y versiones
E-Pace S: 967,847 pesos
E-Pace First Edition: 1,249,347 pesos