Primer contacto: Hyundai Santa Fe llega a México, más potente y con espacio para 7 pasajeros

A penas hace un año, la marca coreana introdujo a nuestro país a su SUV mediano, el Santa Fe Sport, que se colocó dentro de la gama de SUVs por encima del Hyundai Tucson, como un auto más pasional y personal con motor turbocargado, compitiendo principalmente con el Ford Edge.

Ahora, la marca presentó en los caminos de Veracruz al Santa Fe, que no es una versión del Santa Fe Sport, sino que cambia la estructura y motorizaciones por completo para darle un mayor volumen interior y la capacidad de albergar a 7 pasajeros. Mide 4,904 centímetros de largo, 20 más que la Santa Fe Sport y en lugar del bloque turbocargado de 4 cilindros, aparece un V6 de 3.3 litros con 290 caballos e inyección directa de combustible, conocido en el Kia Sorento, que lo capacitan para llevar más carga sin que por esto se pueda ver afectado el rendimiento.

La única versión que estará disponible en nuestro país es la Limited Tech por un precio de 632,900 pesos y cuenta con atributos de confort y seguridad interesantes. En el primer frente, encontramos una pantalla táctil de 7 pulgadas con conectividad para teléfonos Android y Apple, cámara de reversa, climatizador de tres zonas, superficies forradas en piel, asientos delanteros acondicionados, calefaccionados y un enorme techo panorámico que se extiende prácticamente por todo el largo del vehículo.

Por seguridad, está equipada con 7 bolsas de aire, control electrónico de estabilidad y tracción, sistema de asistencia de frenado, control de frenado en bajadas y control de asistencia en pendientes.

En marcha

Tras el volante de la nueva Santa Fe, las sensaciones son mayormente positivas, siendo una de las más potentes del segmento en el que participa, gana velocidad con facilidad e incluso a 120km/h el motor sigue teniendo potencia suficiente para seguir acelerando. La caja automática de 6 cambios es intuitiva, buscando siempre los desarrollos largos a velocidades crucero, pero siendo capaz de reducir hasta dos marchas si es necesario para adelantamientos o recuperaciones.

La suspensión es firme, de hecho, es una de las más firmes en un segmento en donde lo habitual es encontrar una puesta a punto más suave que favorezca la calidad de marcha y eso se siente al momento de atacar curvas pronunciadas, cosa que a pesar de su peso y dimensiones logra sin sobresaltos y con una seguridad que vale la pena resaltar. Como contra tiene que, en caminos irregulares, la marcha no es la más suave y transmite varias de las irregularidades y vibraciones del camino a la cabina.

La Santa Fe cuenta con tres modos de manejo, que alteran los parámetros de la transmisión, dirección y motor. El modo Eco logra los mejores consumos y con él la dirección pierde peso para convertirse en una de las más suaves que hemos probado, ideal para trayectos urbanos o para maniobras en espacios reducidos, mientras tanto, el modo Sport retrasa los cambios ascendentes, endurece la dirección y pone a punto la respuesta del acelerador, que ahora da rienda suelta a los 290 caballos con la más mínima provocación.

Finalmente, el modo normal es también el predilecto por la camioneta cada que encendemos el motor, y en este caso, ofrece un buen balance entre el confort y eficiencia del modo Eco y la deportividad del modo Sport.

Tuvimos oportunidad de conducirla, pero también aprendimos mucho sobre la camioneta como pasajeros y es que el espacio para la segunda fila de asientos es excepcional, un servidor de 1.8 metros de alto puede viajar cómodamente por largos trayectos sin quejas. Los asientos de banca de la segunda fila pueden reclinarse, sumando a la sensación de confort.

En la tercera fila la historia es diferente, aquí el espacio para piernas es reducido a no ser que deslicemos los asientos de la segunda fila hacia adelante. A diferencia de algunas de sus rivales, el poste C tiene una caída inclinada y agresiva, y la línea del techo se entromete en el espacio para la cabeza con ocupantes que midan más 1.75 centímetros, como es mi caso. Personas de talla mediana o pequeña, viajarán sin inconvenientes, pero los adultos más grandes irán mejor sentados en la banca delantera.

Valor-precio, la carta fuerte de Hyundai Santa Fe

Si buscas un crossover grande con el mejor espacio para los 7 pasajeros, creemos que una alternativa interesante es la Mazda CX-9, que mide más de 5 metros de largo, aunque en este caso, el precio para una versión con equipamiento de confort similar es 50,000 pesos mayor que la Santa Fe. La historia es similar con Ford Explorer, Toyota Highlander, Nissan Pathfinder o Honda Pilot, todas ofrecen habitabilidad superior en la tercera fila, pero también son más costosas.

Entonces, la alternativa que compite con esta Santa Fe por precio, equipamiento, desempeño y habitabilidad es su prima hermana de Kia, con la que comparte plataforma, motores y transmisiones. Hyundai Santa Fe es interesante porque con ella podemos acceder a una versión con el más completo equipamiento, pero sin necesariamente tener que elegir la tracción integral, que merma los consumos y eleva el precio de venta.

Hablando del precio, nos parece que es una de los puntos más fuertes de la nueva Santa Fe, por 632,900 pesos no se nos viene a la mente una alternativa que ofrezca el equipamiento y sensaciones de la Santa Fe, con motor V6 y tres filas de asientos. Ahí está su principal carta a favor y la que creemos, la vuelve sumamente competitiva en un segmento muy poblado.

Hyundai Santa Fe 2017
Motor: V6 3.3L DI; 290hp y 252lb-pie
Transmisión Automática; 6 velocidades
Consumo observado: 9.35km/L
Volúmen en cajuela: 382|1,158L
Precio
Limited Tech 3.3L: $632,900