Primer Contacto: BMW X5 2019

La nueva generación de la líder del segmento de las SUVs medianas Premium, ha llegado a nuestro país con la promesa de seguir siendo la referencia mediante la utilización de las nuevas tecnologías de la marca, además de adoptar el nuevo lenguaje de diseño

La cuarta generación de la SUV Premium de BMW ha hecho su arribo a nuestro país, presentando toda la carga tecnológica desarrollada por el fabricante alemán, que además, presume de una nueva estética que la alinea con respecto a los modelos más recientes de la casa bávara, la nueva X5 entra como parte los autos en venta de BMW, con el objetivo de seguir siendo la líder en ventas dentro de su segmento.

Contemplando la utilización de una nueva plataforma, la nueva SUV, es más larga, ancha y alta que su predecesora, además de incrementar la distancia entre ejes, lo cual se traduce en un espacio interior mejor aprovechado.

En cuanto a diseño es posible notar las referencias de los modelos más recientes de la marca, con la utilización de la parrilla doble de grandes dimensiones, que junto con unos nuevos grupos ópticos que presentan un nuevo patrón de iluminación diurna y la posibilidad de equipar las novedosas luces con tecnología láser, nos muestran un frontal más agresivo, acentuado por las nervaduras en el cofre y las fascias con elementos más agresivos.

El costado es más simple, con la adición de distintas líneas de carácter que resaltan una carrocería musculosa, que añade una salida de aire lateral en la salpicadera delantera, además de que el perfil muestra líneas más convencionales, dejando las líneas caprichosas para la X6 y su orientación coupé.

La parte posterior incorpora unas nuevas calaveras, con una estética similar a las observadas en los SUVs de Mercedes-Benz. Pero quizás lo más novedoso es que la apertura del portón trasero regresa a su configuración doble, y es de operación completamente eléctrica en todas las versiones.

El interior presenta cambios destacables con la utilización de materiales de excelente calidad, dispuestos en una configuración muy tradicional al estilo simple de BMW, no hay queja alguna en la calidad de ensamble y tacto de los materiales, resultando en una cabina lujosa y espaciosa.

Los asientos delanteros otorgan una postura alta, desde la cual tenemos absoluto control y visibilidad óptima hacia todas partes, lo cual transmite mucha confianza. La tapicería de piel es de muy buena calidad y los asientos de la primera fila son ajustables eléctricamente con múltiples parámetros entre los que se incluyen extensión de banca y ajuste eléctrico de soporte lumbar, lateral y de las cabeceras.

En la parte posterior, encontramos un muy buen espacio que, a su vez, es acentuado por el techo panorámico. Por su parte la cajuela promete 650 litros para poder dar cabida el equipaje de la familia.

Dentro de la amplia lista de equipamiento presenta en la SUV de la casa alemana, encontramos un sistema de infoentretenimiento con una enorme pantalla de 12.3 pulgadas, que se controla mediante el conocido sistema iDrive y similar a lo que hemos visto en los demás modelos recientes de la marca, se complementa con el nuevo sistema operativo 7.0 que incluye un clúster completamente digital en forma de otra pantalla de 12.3 pulgadas, denominado Live Cockpit Professional, que muestra múltiple información del vehículo, incluyendo navegación y datos de la computadora de viaje.

Es posible controlarlo también a través del nuevo asistente inteligente de comandos de voz o a través de gestos que el sistema reconoce, como lo vimos por primera vez en el Serie 5.

Además, diferentes sistemas de sonido estarán disponibles para mejorar la calidad de la experiencia de audio, con sistemas firmados por Harman Kardon o uno desarrollado por Bowers&Wilkins. Todas las unidades de la nueva X5 cuentan con múltiples conexiones USB, con salidas tipo C y cargador inalámbrico para teléfonos celulares.

También está disponible el Head-Up display que proyecta información tanto de la velocidad, indicaciones del navegador y alertas de los sistemas de seguridad integrados.

En cuanto a mecánica, encontramos el conocido motor de 6 cilindros en línea de 3.0 litros turbocargado, capaz de generas hasta 340 hp y 330 lb-pie de torque, acoplado a la caja automática de 8 relaciones, que transmite todo su poder a las 4 ruedas.

Pero la estrella bajo el cofre de la nueva X5, es el nuevo propulsor de 8 cilindros en V y 4.4 litros de desplazamiento también con turbocargador, que entrega hasta 462 hp y 480 lb-pie de torque, utilizando la misma transmisión de 8 relaciones y con tracción integral.

El esquema de suspensión contempla el sistema de control dinámico de amortiguación y en las versiones equipadas con el paquete offroad, se incluye una suspensión neumática configurable, que puede variar su altura en hasta 80 mm, además de contar con bloque electrónico del diferencial que es capaz de transmitir la fuerza entre los ejes delantero y posterior, al igual de ser capaz de repartirla de manera simétrica de derecha a izquierda.

La respuesta de la SUV alemana con el motor de 8 cilindros, que fue la que probamos, es impresionante, con una aceleración contundente, que nos deja dudar si realmente registra el peso de más de 2 toneladas en una báscula.

El aplomo percibido al circular a altas velocidades parece desafiar a las leyes de la física y a pesar de que es notoria la intervención electrónica de acuerdo al modo de manejo seleccionado, la entrega de potencia es incansable y permite alcanzar velocidades altas sin problema alguno.

Durante nuestra prueba de manejo, tuvimos la oportunidad de conducir en una ruta fuera del camino que nos mostró las capacidades todoterreno de la SUV, a pesar de que los clientes de este tipo de vehículos rara vez incursionarán en este tipo de travesías, incluso algunos modelos de prueba integraban unas llantas opcionales todo terreno, para demostrar las capacidades de la camioneta.

En cuanto a seguridad, la X5 se encuentra muy completa, pues equipa todo lo necesario para ofrecer una buena protección ante un accidente, pero también incluye una serie de asistencias a la conducción que apoyan al conductor a evitar precisamente alguna eventualidad.

Por ejemplo, tenemos un sistema de mantenimiento de carril muy efectiva, que incluso puede llegar a ser un poco invasivo, control de colisión lateral y control de velocidad crucero con función de Stop&Go y asistente de estacionamiento autónomo.

Con todos los elementos de asistencia a la conducción BMW promete un manejo autónomo de nivel 3, siempre y cuando el entorno cuente con la infraestructura necesaria, permitiendo conducir de manera automatizada por debajo de los 60 km/h.

Además de contar con la ingeniosa cámara de 360 grados, con posibilidad de mostrar los alrededores del auto en una representación tridimensional muy interesante, a la cual se le suma un nuevo asistente de reversa, que monitorea lo sucedido con el entorno cuando se circula a menos de 35 km/h y recuerda “lo que hay” en los últimos 50m recorridos, para retroceder de manera automática en lugares estrechos.

Con todo esto, BMW ofrece un modelo muy completo, para mantener el liderazgo de ventas dentro de la categoría de SUV Premium, que actualmente representa cerca del 18 por ciento de ventas totales en nuestro país.

Por: Diego Briseño

Ahora lee: