Presentación Infiniti Q60: un coupé cargado de tecnología para vencer al A5 o Serie4

El nuevo Infiniti Q60, por lo menos en el papel, luce como uno de los rivales más serios de uno de los segmentos más pasionales del mercado con rivales de la altura del Audi A5, BMW Serie 4, Cadillac ATS o Mercedes Clase C Coupé, ninguno fácil de superar por el respaldo de marca, diseño y tecnología aplicada a al conducción.

Por ello es que el Q60 sigue la fórmula de su hermano sedán: ofrece un listado de innovaciones y soluciones que lo vuelven muy atractivo; el diseño, desde mi gusto personal, es exquisito. De por sí el Q50 es uno de los sedanes visualmente más deportivos del segmento, por lo que la versión dos puertas no podía desmerecer Incluso, es tan importante para la firma este apartado, que debuta el empleo de materiales combinando metales y resinas para poder fabricar las caprichosas líneas del cofre y cajuela (con ese particular alerón).

La parrilla, que mantiene el ADN de la firma, también es capaz de ofrecer un sistema de ventilación activo que permite cerrar o abrir según lo requiera el propulsor o mejorar el coeficiente aerodinámico.

Corazón sobresaliente

Pero lo más interesante es que Infiniti concibió desde la dinámica y el desempeño el Q60; las líneas, de acuerdo con el director de diseño de la firma, el cubano Alfonso Albaisa, son una consecuencia de la dinámica.

A México llegará la versión 400S que echa mano del V6 biturbo de 400 caballos que se incluye en el Q50. El V6 de nueva generación está fabricado completamente en aluminio y ofrece revestimientos de acabado pulido en la cámara de combustión que garantizan durabilidad y mayor limpieza en el proceso.

El propulsor echa mano de un sistema de inyección directa, apertura variable de las válvulas controlada electrónicamente, un par de turbos de alto desempeño y un innovador sistema de interenfriadores líquidos colocados directamente en la parte superior del motor que surten de aire muy fresco a la cámara. Con todo ello, se ofrece consiguen los 400 caballos y una curva de par muy pareja con 350 lb/pie de torque disponibles desde las 1,600 rpm, por lo que el turbo lag es prácticamente inexistente.

El otro elemento diferenciador es la dirección electrónicamente asistida de segunda generación que no cuenta con alguna conexión mecánica con las ruedas, pero que promete mayor rapidez de respuesta y precisión. Incluso la marca no has dicho que, a 100 km/h la dirección  puede ser 12% más rápida en el modo Sport+ que en el Estándar. ¿Cómo se mide eso?

La suspensión dinámica digital cierra la pinza, que ofrece mejoras frente a la del Q50, como mejores elementos de unión para soportar amortiguadores de mayor rango de dureza. Por ejemplo, el modo Sport es 20% más rígido que el Estándar. Ahora bien, otra de las delicias es la transmisión de siete relaciones que ahora ofrece, a diferencia del Q50, un sistema de cambios adpatativos que, mediante varios sensores pueden medir fuerza laterales y verticales y decidir el momento idóneo para realizar el cambio.

En total el Q60 ofrece siete modos de manejo (Nieve, Eco, Normal, Sport, Sport+ y Custom) que modifican, como dictan los deportivos de hoy en día, la respuesta de motor, caja, suspensiones y dirección. Con todo ello, el Q60 puede tener esta 350 combinación diferentes de settings.

El Q60 completa el equipamiento de la única versión a la venta en México con un equipo de sonido Bose Performance Series de 13 bocinas y una enorme carga tecnológica destinada para la seguridad en la conducción como un control de velocidad adaptativo con alerta de colisión frontal

La historia de los coupés dentro de Infiniti comienza a tener peso con el nuevo Q60, que puede considerarse la tercera generación de esta carrocería después de los extitosos G35 y G37. La firma japonesa consiguió volver a sus primeros coupés vehículos representativos vía diseño y mecánicas sobresalientes (el V6 de aquellos tiempos ganó durante 14 años el premio al mejor motor).

Con el Q60 la firma busca retomar esos valores y, si bien el segmento de los coupés compactos en México no es uno de cifras de ventas sobresalientes (rondan las 2,000 unidades anuales), en esta carrocería la marca sí puede aplicar buenas dotes de equipamiento y desempeño en un paquete muy atractivo visualmente. Digamos que es en estos modelos donde la firma puede consentir al cliente y enamorar a otros aunque no vayan a ser sus compradores.

 

Motor: V6, de 3.0 L y 400 hp

Consumo: N.D.

Aceleración 0 a 100 km/h: N.D.

Precio: 850 mil pesos (estimado)