Porsche recrea al Prototipo 356, el origen de todo lo deportivo

A pesar de no ser funcional, Porsche nos muestra cómo se veía originalmente el 356 gracias a esta réplica.

Porsche ha decidido recrear una pieza de su historia, construyendo una replica exacta del primer Porsche considerado deportivo, el 356, echando mano de tecnologías modernas como el escaneo e impresión en 3D.

Tomado como base un modelo de 1948 en existencia, algunas imágenes y dibujos del vehículo, han descifrado algunos de los aspectos importantes que ostentaba el vehículo en sus épocas doradas para después darle forma en tamaño real y a mano.

El trabajo de investigación no fue fácil, pues Porsche tuvo que recurrir a diversas técnicas para dar con la estética original, como el buscar el color de fábrica detrás del tablero de un 356 existente que ha pasado por varios dueños hasta llegar a las manos de la marca para ser sentado en un museo.

El interior es acorde al año y curiosamente muestra un volante y asientos extraídos de un Volkswagen Beetle, o bocho de cariño, elementos que se tomaron en la época debido a la facilidad de montaje, además de compartir muchos componentes entre ambos vehículos.

Como lo dijimos antes, el modelo no será funcional y solamente sirve como ejemplo visual del cómo se veía recién salido de ensamble el 356, y basando nuestro juicio en las imágenes originales, son idénticos.

Este modelo ejemplar recorrerá el mundo visitando diversos salones internacionales en conjunto al modelo original de 1948, el cual no ha sido retocado en absoluto para preservar su lugar en la historia y mostrar el paso del tiempo.

Ahora lee: