Porsche ofrecerá piezas de recambio impresas en 3D para sus autos clásicos

Los autos clásicos son muchas veces los más representativos en la historia de una marca y para nosotros, los amantes de los coches, es uno de esos grandes lujos que no siempre podemos costear; Una de las tareas más difíciles es sin duda conseguir piezas para que nuestro auto de ensueño funcione como nuevo, como sus creadores lo quisieron en su época de gloria.

Algunos fabricantes, sobre todo alemanes, como Mercedes-Benz o Porsche, tienen centros dedicados a restaurar y a mantener a sus clásicos en optimas condiciones, sin embargo, a pesar de que cuentan con un amplio surtido de partes y refacciones, no todas estás disponibles o sus precios son exorbitantes por la singularidad de las mismas. Si no lo creen, Intenten buscar un volante original de Camaro 1967 fabricado en madera de palo de rosa.

Es por eso que la impresión en 3D ha venido a revolucionar la industria de la manufactura, permitiendo en muchos casos acelerar procesos y reducir costos de manera significativa. Porsche por su parte, se suma a la moda de la impresión 3D ofreciendo partes para sus modelos clásicos que se consideran de bajo volumen y que no aparecen en su catálogo.

Aprovechando las nuevas técnicas de impresión en 3D, Porsche asegura que las refacciones fabricadas con este proceso cumplen con un estricto control de calidad y pueden cumplir con su función estética y técnica.

No es secreto que muchos entusiastas dedicados al mundo de la restauración, han usado ya a la impresión en 3D para conseguir piezas escasas y así darle un nuevo aire a su amado modelo clásico.

Otro de los beneficios que Porsche ve en la implementación de este proceso es la eliminación de uso de espacios en bodegas y la disposición bajo demanda de la pieza solicitada, teniendo que almacenar únicamente los datos para su impresión.

Actualmente, se ofrecen 9 piezas fabricadas por medio de la impresión en 3D, como la palanca de liberación del clutch del Porsche 959, de la cuál se fabricaron 292 unidades únicamente, por lo que la demanda de sus piezas no es muy grande y al ser fabricada en hierro fundido requiere de un nivel alto de calidad.

Sin duda  la adopción de los métodos de producción modernos, como la impresión 3D, es el rumbo en el que muchos fabricantes apuntarán a futuro, como Bugatti, quien hace unas semanas nos mostró un caliper desarrollado por medio de esta tecnología.