Porsche 911 Turbo y Turbo S, más tecnología y potencia

La generación 991 del “nueveonce” sigue actualizándose, y esta vez, les ha tocado a las variantes turbocargadas, que ahora llegan al mercado con 540 (Turbo) y 580 HP (Turbo S).

Se sigue montando el motor 3.8 litros bóxer con dos turbocargadores de geometría variable, pero ahora, se pone a punto en distintos elementos (cabezas, inyectores, mayor presión de combustible y turbos más grandes) para aumentar la potencia en 20 HP, pasando de 520 a 540 en la variante Turbo y de 560 a 580 caballos en la vertiente Turbo S.

Las prestaciones, como ya se imaginarán, entregan enormes números de aceleración: el 911 Turbo logra un 0 a 100 km/h en 3.1 segundos y alcanza los 320 km/h de velocidad máxima, mientras que el Turbo S hace los primeros 100 km/h en 2.9 segundos y llega a 330 km/h de velocidad tope. Además de estos grandes números, la eficiencia también es mejorada en estos alemanes, ya que se anuncia un promedio de 9.2 litros cada 100 kilómetros.

Crece la tecnología  

La evolución también llega con nuevas funcionalidades que otorgan más deportividad; existe una inédita función dinámica de sobrepropulsión, que mantiene la presión de los turbos cuando se deja de acelerar para después lograr una aceleración sin retardos, un sistema muy parecido a los sistemas “antilag”.

Asimismo, se incorpora la ciencia Sport Response, misma que otorga 20 segundos de máxima respuesta y aceleración para por ejemplo, adelantar en carretera o circuito. Además, el Porsche Stability Managment se ha mejorado para entregar un manejo más deportivo y permisivo en pista.

En cuanto a la tecnología del habitáculo encontramos el nuevo sistema de información y entretenimiento PSM con navegación, asistente de cambio de carril, sistema de elevación de 40 mm, y sonido de alta fidelidad Bose.