Porsche 718 T: presentación oficial

La línea “Touring” ha llegado también a los biplazas de motor central Boxster y Cayman, herencia directa del 911 original con esta denominación de finales de los sesenta y del 911 991 que ya se hizo cargo de revivir esta versión de corte purista.

La simplificación máxima quiere apuntar a que se le dé importancia a lo que debe ser todo en un Porsche: el manejo. De esta forma, la caja de serie es la manual de seis velocidades, aunque como opción está disponible la de doble embrague PDK con siete marchas. El motor tanto en el descapotable Boxster T como en el coupé Cayman T, es el dos litros de cuatro cilindros opuestos de 300 caballos y 380 Nm, suficientes para mover con soltura a los 1,350 kilogramos conseguidos en esta variante. Sumen otros 30 kg si se opta por la transmisión de doble clutch, que se asegura de reducir la aceleración de 0 a 100 km/h hasta los 4.7 segundos, aunque con tres pedales es de 5.1. En cualquier caso, la velocidad máxima es de 275 km/h.

Específico a esta versión está el reemplazo en el interior de las manijas de las puertas por unas cuerdas que se jalan, al estilo de modelos tan radicales como el 911 GT3 RS. El sistema de información y entretenimiento se suprimió dejando en su lugar un hueco útil para depositar objetos, mientras la suspensión está rebajada en 20 milímetros, una combinación que antes no era posible con el propulsor de menor tamaño en los 718 Boxster y Cayman. El eje trasero goza de un diferencial de deslizamiento limitado de operación mecánica, aunque se apoya por el sistema PTV de distribución de torque entre ambos lados.

El paquete Sport Chrono con modos de manejo sí que se incluye y en el apartado dinámico, sin duda lo más interesante podrían ser los soportes activos de la caja, que ajustan su dureza bien sea para evitar el paso de vibraciones indeseadas a la cabina o para reducir al mínimo inercias que puedan afectar la estabilidad en cambios de apoyo muy bruscos al conducir entre curvas muy cerradas.

Visualmente, las vestiduras en tela al medio de los asientos con mayor soporte o los escapes deportivos negros al centro de la carrocería, junto a los retrovisores en gris, son algunas de las pistas que sirven para identificar a estas nuevas versiones, que en Alemania se espera, a igualdad de equipamiento, tengan un precio entre un 5 y 10% más favorable con respecto a un 718 convencional en su variante menos costosa.

Aunque no hay confirmación oficial por lo fresca que es esta novedad, espérenlo para 2019 en la oferta local mexicana.

Por Manuel Fernández

Ahora lee:

>> Lincoln integrará puertas suicidas en 80 unidades del Continental

>> #TestTécnico Comparativo: Audi Q7 vs Volvo XC90

>> Porsche y Audi unen esfuerzos para el desarrollo de autos eléctricos