Por esta razón Volkswagen no venderá el nuevo Jetta 2019 en Reino Unido, Australia o Japón (y no es necesariamente por las bajas ventas)

Hace unas semanas se anunció oficialmente que el Volkswagen Jetta dejaría de venderse en el Reino Unido, según algunos medios nacionales, por las bajas ventas, con menos de 400 unidades entregadas en los primeros 11 meses del 2017. La razón por la que el Jetta abandona este mercado no tiene que ver con que el producto sea poco competitivo, sino que más bien el segmento en el que participa nunca ha sido muy popular en aquel mercado.

En el Reino Unido, el cliente que busca un compacto no va tras de un sedán, compran un hatchback, como el Golf, y si necesitan un auto más amplio entonces compran un monovolumen o una variant, como Sharan o Golf Variant, en el caso de Volkswagen. El Jetta también se retirará del mercado australiano con la llegada de la próxima generación, y si analizamos la situación a fondo en lugar de verla de forma superficial, encontramos que en ambos mercados se venden autos con el volante a la derecha, y esta es la razón real por la que el Jetta se retira de estos dos países, y de todos los que requieran el volante a la derecha.

En Australia tampoco es muy popular el segmento de los sedanes compactos, se prefieren SUVs de tamaño y precio similar, y con la baja demanda por los autos de este segmento en mercados de manejo a la derecha, no se puede justificar la producción en Puebla de la nueva generación para el poco volumen de ventas que tiene.

Desarrollar un producto desde cero cómo será el caso del Jetta 2019 representa una inversión importante, y más allá de eso, pensar en variantes de manejo a la derecha lo es aún más. Si las ventas para estas variantes no son lo suficientemente altas en los pocos mercados que la requieren, no se puede justificar la inversión desde un punto de vista de negocio.

Tomemos el ejemplo del Golf, que vendió más de 55,000 unidades solamente en Reino Unido en lo que ha transcurrido del año, en este caso, bien vale la pena desarrollar y poner a la venta versiones de manejo a la derecha porque el volumen de producción sí lo justifica, pero no es el caso del Jetta.

Entonces, cuando te digan que el Jetta salió de estos mercados por ser poco competitivo, inseguro o ineficiente, ya sabrás que no es así, y conocerás la razón verdadera. El nuevo auto, que se presenta en el Salón de Detroit el mes entrante, no tendrá variantes como las requieren estos mercados.