Polestar 1, el eléctrico de 600 caballos, sale al frío a ponerse en forma antes de su presentación

La división deportiva y electrificada de Volvo, Polestar nos muestra como realiza la puesta a punto de el bello coupé con el que iniciarán su carrera en el mundo automotriz como marca independiente.

El hermoso Volvo Concept Coupé se materializará como el primer modelo de la ahora independiente marca de alto desempeño Polestar, que forma parte de la estrategia eléctrica del fabricante suizo, que en ésta su primera entrega nos ofrece un deportivo híbrido muy atractivo que se está poniendo en forma y adaptando sus componentes antes de su presentación final. 

Basado en la plataforma modular del grupo sueco, llamada SPA que sirven de base para los efectivos modelos de la serie 90 y 60 de la renovada Volvo, Polestar toma lo mejor del diseño u la ingeniería de la casa sueca y lo mejora con su toque de prestaciones serias. 

El arduo trabajo que han realizado los ingenieros de Polestar incluye una seria sustitución de paneles de fibra de carbono para su carrocería, que incluso con la integración de 3 paquetes de pesadas baterías de iones de litio para el sistema híbrido enchufable que será el encargado de movilizar a este bello coupé, se mantiene hasta 226 kg más ligero que su primo del que se deriva, el Volvo S90. 

Para su puesta a punto, el equipo encargado de la configuración del chasis y plataforma, han sometido al híbrido enchufable a una serie de rigurosas pruebas de comportamiento en el extremo invierno del Norte de Suecia. 

En una pista invernal localizada dentro del círculo ártico, las rigurosas pruebas para afinar el balance y comportamiento del Polestar 1, se llevan a cabo en climas donde las temperaturas rondan los 25 grados bajo cero permitiendo conocer la confiabilidad de los motores eléctricos y de la electrónica del modelo. 

La recién lanzada marca sueca nos muestra un video en donde podemos observar al ingeniero y piloto de pruebas Joakim Rydholm, conducir el proceso de evaluación en donde se prueban los distintos componente que se equiparán en el producto final. 

Dentro de los componentes que se encuentran evaluando, los exclusivos amortiguadores de alto desempeño Öhlins son combinados con una serie de barras antivuelco en pruebas de alta velocidad, para configurar la mejor puesta a punto que resalte la deportividad por la que la marca es conocida. 

Las pruebas de manejo y maniobrabilidad se van desarrollando con diferencias de medio milímetro en el diámetro de los componentes, que varía desde 20 hasta 25 milímetros de diámetro mientras se alcanzan velocidades de hasta 200 km/h. 

Durante las estrictas pruebas, el prototipo utilizado mantiene todas las asistencias electrónicas apagadas para permitir un manejo en el cuál el chasis y bastidor transfieran las sensaciones puras al piloto de pruebas y ajustar los parámetros asegurando siempre la mejor sensación de manejo. 

El Polestar 1 tendrá un tren motriz híbrido que incluye el ya conocido motor de 4 cilindros de 2 litros, turbocargado y supercargado que junto a dos motores eléctricos proporcionan hasta 600HP dando tracción a ambos ejes, con la posibilidad de circular en modo totalmente eléctrico con 221 hp por hasta 150 km. 

Los modelos Polestar serán fabricados en una nueva planta que se encuentra en construcción en China y pretenden la introducción de 2 modelos más con propulsión totalmente eléctrica, un sedán mediano, para rivalizar con el Tesla Model 3 y una SUV también eléctrica, reforzando su estrategia de movilidad impulsada por baterías. 

Ahora lee: 

Volvo y la muerte de los motores de combustión interna 

Volvo ya no hará motores diesel para enfocarse en el desarrollo de eléctricos 

La clave para incrementar la producción del Tesla Model 3 se encuentra a miles de kilometros de la planta de Tesla en Estados Unidos